Karen Reichardt y sus diseños de Amores perros en New York

698

En la Semana de la Moda de New York hay espacio para todo, incluso para los perros coquetos. Karen Reichardt y la diseñadora Mariela Schiavo de la boutique canina Amores Perros, estuvieron allí antes del lanzamiento su colección Otoño-Invierno 2011.

En estos últimos años, la tendencia en el mundo pet es la incorporación de la moda a sus originarias prendas básicas. Y allí hay una oportunidad de negocios que Amores Perros supo aprovechar. Para esta temporada, presentaron abrigos de tweed, de paño Chanel, gamulanes, capas leñadoras escocesas y sweaters de lana, además de los básicos infaltables como las bombachitas higiénicas, los impermeables, los buzos de plush, los chalecos y las batas de baño en juego con su toalla, entre otros.
 
En estos últimos años, la tendencia en el mundo pet es la incorporación de la moda a sus originarias prendas básicas.Lograron abrir sus primeros dos locales en menos de seis meses, uno en Barrio Norte (Arenales 2108) y otro en Microcentro (Paraguay 760). Fue esta marca quien instaló en Buenos Aires el concepto de boutique de moda canina y accesorios de lujo para mascotas, como ya sucede en las principales capitales del mundo.

Ofrecen una gran variedad de productos pensados para el confort y el bienestar de las mascotas, tomando como referencia las últimas tendencias de la moda, acordes a cada temporada. AMORES PERROS también realiza outfits especiales a medida como trajes de novia o smoking, y prendas ortopédicas.

Tras su exitoso lanzamiento en 2010, AMORES PERROS actualmente desarrolla el sector comercial para ventas, tanto al interior como al exterior del país. Con taller propio, todas las prendas son confeccionadas en Argentina y se destacan por el cuidado proceso de elaboración, donde los detalles son primordiales. Las telas, que son en su mayoría importadas, son seleccionadas por su resistencia a los lavados.

También te pueden interesar…

 

¿Ya has visitado Escaparate en nuestra ZONA CONSUMO?

 

Artículo anteriorIra Reynolds Sotto Maior, Viadeo
Artículo siguienteBarcelona: Alcaldesas por el civismo