#INWED21: la desigualdad de género en la Ingeniería Informática

En el Día Internacional de las Mujeres en la Ingeniería, Ekaterina Stoianova, Ann Sung Ruckstuhl, Nadia Carolina Rojas Ramírez, Raagini Chadha y Shikha Khetrapal hablan de retos y estrategias para acortar la brecha.

32

Uno de los sectores en los que más se discute la desigualdad de género es el de la ingeniería informática y en particular en el de la inteligencia artificial (IA). Una cultura de creación de empresas en Silicon Valley, tradicionalmente dominada por los hombres, ha hecho que muchas mujeres sigan hoy luchando por abrirse camino en el sector.

De hecho, la brecha de género en la IA es tan real como la vida misma.

El Informe sobre la Brecha Global de Género 2020 del Foro Económico Mundial desvelaba que sólo el 26% de los profesionales de los datos y de la industria de la IA son mujeres.

Uno de los principales retos es cambiar la perspectiva de aquellos que lo ven como una «carrera más masculina», lo cual es aplicable al mundo de las ingenierías en general.

Con esto en mente, las protagonistas de muchos de los cambios de la industria de todo el mundo que forman parte de la iniciativa “Women in AI» de Amelia se han reunido para compartir sus ideas sobre lo que significa ser una mujer en el sector de la IA, y cómo encontraron un lugar y una voz en este sector.

Desde las que lideran las empresas centradas en la IA hasta las que están en la base del desarrollo de la tecnología, hoy han querido compartir sus experiencias en el día internacional de las mujeres en ingeniería.

Históricamente los niños han sido educados para ser valientes, y las niñas para ser educadas. Ekaterina Stoianova

La lucha contra las normas históricas de género

 

Ekaterina Stoianova

Ekaterina Stoianova, directora de proyectos cognitivos de Amelia, señala la necesidad de que las mujeres cuenten con una red de apoyo profesional y personal que les ayuden a alcanzar sus objetivos, y la importancia de que las empresas ayuden a las mujeres a definir una trayectoria profesional más allá de su trabajo actual.

Además, considera que el mayor reto es que «nuestros miedos se interpongan en nuestro camino… Históricamente los niños han sido educados para ser valientes, y las niñas para ser educadas».

De forma similar opina Ann Sung Ruckstuhl, SVP & CMO de Unisys, que cree que lo primero que hay que hacer es «tener confianza en una misma» y adoptar la «fanfarronería» de los líderes de Silicon Valley.

Ann Sung Ruckstuhl

Considerando la confianza como un estado mental que preludia el éxito, Ruckstuhl sostiene que las mujeres deben creer primero en sí mismas, a pesar de las normas y percepciones históricas de género que muestran lo contrario. Como comenta Stoianova, «en la sociedad moderna, la definición de género está perdiendo poco a poco su relevancia y, al fin y al cabo, todos por igual debemos ser lo suficientemente valientes para enfrentarnos a nuestros miedos y lo suficientemente audaces para ir más allá y proponer nuevas ideas».

Lo primero que hay que hacer es «tener confianza en una misma» y adoptar la «fanfarronería» de los líderes de Silicon Valley. Ann Sung Ruckstuhl

Conocimiento y ganas de aprender más

Otro tema común en las mujeres líderes en el sector de la IA es el de crear y alimentar una curiosidad infinita por aprender más sobre este campo. Como afirma Ruckstuhl, «las mujeres están especialmente cualificadas para generar resultados beneficiosos para todos», pero hay que «ser competente y tener suficientes conocimientos del tema».

Nadia Carolina Rojas Ramírez

Por otro lado, Nadia Carolina Rojas Ramírez, jefa de proyecto en BBVA, revela que «estudiar informática es una de las mejores cosas que he hecho». Señala que «le permite ver las cosas desde otra perspectiva» y que también la ha convertido en una fuerza a tener en cuenta.

Tras recibir el consejo de un mentor de que «el que persevera llega», ha comprobado que en los momentos difíciles de su carrera, ha sido capaz de profundizar y asegurarse de tener las herramientas necesarias para estudiar, crear redes e innovar cuando lo necesitaba.

Por eso, al estudiar y ser capaz de hacerse cargo de los proyectos desde la parte comercial hasta la técnica, Ramírez ha reforzado su posición: «Me di cuenta que no sólo sabía del negocio, sino también de la parte técnica«, lo que le ha ayudado a abrirse puertas más adelante en su carrera.

Contar con una red de apoyo y dar algo a cambio

Muchas de las mujeres participantes en la iniciativa Women in AI creen que uno de los factores clave de su éxito ha sido el contar con una red de apoyo. Stoianova señala que tener a su lado a su familia, y especialmente a su pareja, ha sido un gran apoyo para ella: «Cuando me ascendieron, mi marido me sorprendió con el libro «Nice girls don’t get the corner office». Este regalo no sólo fue un bonito gesto de reafirmación, sino que también me hizo ver que, efectivamente, hay diferencias de comportamiento y percepción a las que a veces no damos suficiente importancia.

Es nuestra responsabilidad colectiva crear un mundo justo y equitativo para que podamos aprovechar el inmenso potencial de nuestra reserva de talento diverso a través de la educación, la comunicación y el compromiso. Shikha Khetrapal

También existe el deseo de ayudar a otras mujeres en diferentes etapas de su carrera, sobre todo a las que acaban de empezar. Ramírez creó una academia de IA después de alcanzar el éxito en su propia carrera. «De pronto me convertí en un referente en inteligencia artificial, chatbots, voicebots y asistentes inteligentes en México», comenta.  «Actualmente soy parte del equipo vertebral de mujeres en inteligencia artificial en México y estoy empezando a crear una gran academia de inteligencia artificial para darle a la gente la oportunidad de aprender sobre IA».

Raagini Chadha

Para Raagini Chadha, diseñadora jefe de conversación y estratega de experiencia en Acronotics, un factor clave en su propio trabajo es formar parte de un programa en su empresa que está ayudando a que más mujeres ocupen puestos de liderazgo: «Estamos llevando a cabo un programa de mentores y discípulos, en el que las mujeres de la organización comparten sus puntos fuertes con otras mujeres, en un intento de impulsarse mutuamente. Es increíble ver cómo se apoyan unas a otras«.

Educación, comunicación, compromiso

Aunque no cabe duda de que sigue existiendo una marcada brecha de género en el sector de las ingenierías en general, y en el de la IA en particular, cada vez surgen más empresas del sector tecnológico y de la IA, así como distintas iniciativas que están ayudando a elevar y a apoyar a cada vez más mujeres.

Shikha Khetrapal,

Como señala Shikha Khetrapal, vicepresidenta senior y jefa de estrategia de Marsh & McLennan, «navegar por esta industria fuertemente dominada por los hombres ha sido un reto… Es nuestra responsabilidad colectiva crear un mundo justo y equitativo para que podamos aprovechar el inmenso potencial de nuestra reserva de talento diverso a través de la educación, la comunicación y el compromiso.»

 

Artículo anteriorUn foro mundial para acelerar la igualdad de género
Artículo siguienteSobre el «Patriarcado de desastres», la pandemia y los derechos de las mujeres
Perfil Oficial de Mujeres y Cia