Inteligencia artificial: ¿con diversidad de género?

559

En la conferencia de clausura del proyecto de ´Mujeres Accionistas Europeas Demandan Igualdad de Género EWSDGE-, sobre el liderazgo de género equilibrado, igualdad de género y la equidad en los consejos de administración, la mesa española, fue la más numerosa y proactiva hablando sobre la transposición de la directiva REPORTING RSC.

Se invitó al evento a cuantas empresas conforman el EUROSTOXX50 dentro de la Unión Europea, asistiendo dos de las seis empresas españolas que forman parte de este índice. En representación de IBERDROLA el ponente y Secretario del Consejo de Administración D. Julián Martínez-Simancas y de INDITEX, el ponente y Vicesecretario del Consejo de Administración D. Santiago Martínez-Lage Sobredo.

¿De verdad pensará este responsable, y sus superiores, que los accionistas no se dan cuenta de este hecho? Pero aún hay más. De lo pueril pasamos a lo circense.

También se invitó a otras empresas de otros índices bursátiles y en el caso de España, a un gran número de las empresas del IBEX35. Sin contar con las mencionadas anteriores, sólo asistió una: GAMESA, cuya ponente fue la Directora C&B, Global Mobility & Diversity, Doña Marta Jimeno. Y en representación de RENAULT ESPAÑA, la ponente fue la Secretaria General del Consejo de Administración, María-Luisa de Contes.

También fueron invitadas todas aquellas competencias que son oportunas para conformar la figura del Regulador (actual Gobierno en funciones), por lo cual se contó con la actual presidenta de la CNMV, Doña Elvira Rodriguez, y con la Directora General del Trabajo Autónomo, de la  Economía Social y de la Responsabilidad Social de las Empresas, Doña Carmen Casero.

La mesa española contó con la presencia y colaboración de los expertos: Don Javier Martín-Cavanna (Compromiso Empresarial), Doña Helena Ancos (Agora) y Doña Paloma del Val (Vicepresidenta de la Asociación Ejecutivas y Consejeras).

Carencias de la sociedad empresarial
Se puede deducir, según manifiesta el Regulador, que todo es correcto y conforme a ley y que no es necesario abordar ningún cambio adicional. Sin embargo, los expertos apuntan a las grandes carencias que tiene que abordar la sociedad empresarial a través de su propia acción, y que deben ser necesariamente apoyadas por el Regulador. Algunas empresas de relevancia internacional apuestan por el progreso empresarial, y son proactivas a la hora de iniciar cambios estructurales. Nuestras representadas españolas no solo demuestran su interés, también manifiestan, promueven y confirman las ventajas que están obteniendo gracias al desarrollo de sus distintas iniciativas.

Me gustaría recomendar a los lectores que vayan al cine, y que vean la reciente película SUFRAGISTAS (Dirigida por Sarah Gavron), basada en los años 1910 a 1919. Un buen reparto de actores que escenifican la histórica y documentada crueldad que sufrían las mujeres de Reino Unido (y por extensión de otros países mundiales), y que sinceramente, no dista mucho de lo que ocurre 100 años después en países de la Unión Europea durante el primer tercio del tecnológico siglo 21. Aquellos que ya hayan tenido la oportunidad de visionarla, verán sorprendentemente reflejados aquellos históricos y lamentables acontecimientos en las siguientes anécdotas, todas ellas verídicas, que se han desarrollado en algunos países países de la Unión Europea durante el proyecto EWSDGE en las juntas generales de 2015, incluyendo a España:

Los puntos más relevantes con nombre y apellido

1.       Una activista accionarial francesa y presidenta de la Asociación Francesa de Mujeres Juristas, Nathalie Leroy, en la Junta General de Accionistas (JGA) de Vivendi cantaba la canción francesa “Où sont les femmes?”(dónde están las mujeres). No se atisbaba ninguna mujer, tan solo un mar de cabellos plateados de decenas de hombres a lo largo y ancho del aforo. Al inicio de su intervención, poca gente le prestaba atención, la interrumpían entre susurros, comentarios y devaneos de la multitud. Decidió comenzar a cantar, tras lo cual y para sorpresa del consejo de administración, se hizo el silencio y pudo comenzar su turno de palabra tal como esperaba haberlo hecho desde el principio.
2.       A Katalin Prandler, abogada húngara y vice-presidenta de la Asociación Húngara de Mujeres Juristas, en gran número de ocasiones le han prohibido entrar en las JGA. Casi ningún accionista húngaro acude a las JGA de las empresas cotizadas y estas no están acostumbradas a tener intervenciones. Tan solo en una ocasión sí pudo intervenir Katalin, y el presidente del consejo de administración, con ánimo de mofa y desprestigio, le pidió el nombre de una mujer para nombrarla consejera de su empresa.
Sabemos que las empresas españolas están dispuestas a escuchar, intercambiar opiniones y a aprender. Conocemos  su capacidad de adaptarse, pero esto no basta. Necesitamos que de entre ellas surjan abanderados que inicien y apoyen proactivamente los proyectos de superación y progreso.3.       A Jackie Jones, Presidenta de la Asociación Europea de Mujeres Juristas y Catedrática de Derecho en la Universidad de West of England, le han llamado “pelma” tras su intervención en la JGA de una empresa británica. Por algo destaca también la famosa educación británica.
4.       Aprendimos que es muy difícil ser accionista extranjero y hacer uso de sus derechos de accionista en una empresa fuera de su propio país. De manera automática, no se recibe la tarjeta de asistencia y hay que acreditar la titularidad de las acciones necesarias para poder acudir a la JGA.
5.       En algunos países, incluido España entre ellos, es costumbre de muchas empresas incomodar y amargar la intervención a los accionistas. No sabemos qué “mente privilegiada” sitúa al consejo de administración cómoda y lúcidamente ante los accionistas asistentes, y sin embargo, a aquellos que van a intervenir les emplaza frente a tarimas y atriles dónde se lee con gran incomodidad, de pie con papeles en una mano mientras con la otra y sin luz, se sostiene el micrófono con reverberación y resonancia; en general, se procura, con la mínima expresión en cuestión de disimulo, de todo aquello que le impida ejercer su derecho con dignidad y comodidad.

¿De verdad pensará este responsable, y sus superiores, que los accionistas no se dan cuenta de este hecho? Pero aún hay más. De lo pueril pasamos a lo circense.

Los datos de Paridad en Acción

Según algunos colaboradores del proyecto PARIDAD EN ACCIÓN (iniciativa española previa a EWSDGE) algunas empresas, no todas, también acostumbran a encajar entre los intervinientes a accionistas “zalameros”. Dícese de aquellos que deben clausurar las intervenciones para dejar buen sabor de boca entre los accionistas, o bien, a continuación de algún interviniente que consideren oscuro u hostil a los intereses del consejo de administración. Generalmente suelen ser trabajadores de la propia compañía y selectas amistades, por regla general jóvenes, que salen a la palestra repletos de simpáticos discursos y grandes elogios hacia el consejo de administración, no tiene desperdicio escuchar a los aduladores y lisonjeros. Una magnífica cortina de humo que nuestro “mente privilegiada” cree haber ejecutado con precisión junto a sus acólitos, y que considera exitosa en el empeño de hacer olvidar a los asistentes cualquier intervención que con tintes críticos haya podido importunar al siempre glorioso gobierno del consejo.

Y una vez termina el acto circense de los payasos “zalameros”, se cierra tras de ellos el telón para dar paso al último acto, aquel que protagoniza directamente la presidencia del consejo contestando a las críticas, ruegos y preguntas de los accionistas. A pesar de disponer de un papel impreso con los nombres de cada accionista interviniente, con resumen de las cuestiones o bien con el texto completo y exacto de la intervención, el líder del consejo opta en ocasiones por confundir los nombres, eludir la respuesta con una disertación que nada tiene que ver con la cuestión planteada, o si esto no fuera suficiente, sencillamente se opta por inventarse la respuesta. No olvidemos que no hay opción a réplica por parte del accionista, que en ocasiones se queda impávido, en pie frente al acomodado consejo de administración escuchando alguna majadería que otra.

Bien es cierto que según el reglamento jurídico que asiste al consejo en las juntas generales, este podría negarse a contestar a una pregunta que considere impertinente, y dado que esta acción ofrecería una negativa visión al conjunto de los accionistas presentes, es preferible contestar, aún cometiendo errores “intencionados”, ya que errar es de humanos, y al fin y al cabo, ¿quién va a solicitar el año próximo que se retracte el presidente (o ex presidente) del consejo de administración de una pregunta formulada hace un año?.

Creemos que todo esto es mejorable en un mercado progresista y equilibrado como el de la Unión Europea.

Lord Davies de Abersoch, ex banquero y Ministro de Estado de Comercio, Inversión y Pequeñas Empresas del Gobierno del Reino Unido hasta 2010 (también del Departamento de Negocios, Ministerio de Asuntos Exteriores y de la Commonwealth), consiguió en los últimos cuatro años que el porcentaje de mujeres en los órganos de administración de las empresas del FTSE100 haya aumentado de 12,5% en el 2011 a 23,5% en marzo 2015, y el de las cotizadas en el FTSE 250 de 7,8% en el 2011 a 18% en marzo de 2015. Eso quiere decir que, en los últimos cuatro años, 478 mujeres han sido nombradas consejeras. ¿Cómo lo han conseguido? Con objetivos, compromiso y transparencia.

¿Y en España?

Sabemos que las empresas españolas están dispuestas a escuchar, intercambiar opiniones y a aprender. Conocemos  su capacidad de adaptarse, pero esto no basta. Necesitamos que de entre ellas surjan abanderados que inicien y apoyen proactivamente los proyectos de superación y progreso.

Y son nuestras cotizadas, las que hace ya tiempo han emprendido el camino. IBERDROLA ha sido abanderada por  Julian Martínez-Simancas y su equipo, incurriendo en numerosos proyectos, algunos de los cuales han sido implantados exitosamente. INDITEX está siendo abanderada por un joven y talentoso. Santiago Martínez-Lage Sobredo, apostando por iniciativas de sostenibilidad. Compromisos adquiridos por GAMESA, liderados por el departamento que dirige Marta Jimeno, y es RENAULT ESPAÑA a través de Maria Luisa de Contes, una de las pocas mujeres que han recibido del Estado Francés la distinción de mayor nivel (Caballero de la Legión de Honor).

Sí, en España tenemos profesionales de primer nivel, y gracias a muchos como ellos, también en otras capas profesionales y empresariales, nos sitúan más cerca del nuevo horizonte social, cada día más cerca, no tanto como sería de esperar. El activismo empresarial también genera resultados, es un activismo limpio, serio, versado en laboriosos estudios y resultados, en esfuerzos compartidos, en compromisos de transparencia, y poco a poco, apoyados por la ley.

Esto solo ha empezado. España no está a la cola, tiene mucho trabajo por delante y todos sus actores deben tomar partido. Porque solo así, nuestras empresas, serán más competitivas. Solo así, nuestra sociedad será más rica en todos y cada uno de sus estamentos sociales.

*Katharina Miller, LL.M. (Luxembourg), Rechtsanwältin & Abogada, lidera Paridad en Acción, Preside la Asociación Alemana de Mujeres Juristas en España, el Consejo de European Law Institute y Zonta Club Madrid km 0.

Todo sobre katharina miller – Mujeres&cia

Otros artículos de nuestr@s columnistas…

 

¿Ya has visitado Columnistas en nuestra ZONA OPINIÓN?  

 

 

 

Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE

Artículo anteriorVeronica Fisas, entra en el Consejo de Caixa Bank
Artículo siguienteHelena Cosano publica la novela histórica ‘Teresa. La Mujer’