Inés Fernández-Ordóñez: P mayúscula de la RAE

450

La P mayúscula de la Real Academia de la Lengua Española (RAE) tiene nueva dueña: Inés Fernández-Ordóñez. La filóloga ha sustituido en el puesto al fallecido poeta asturiano Ángel González. Se convierte así en la quinta mujer, la primera filóloga y una de las adquisiciones más jóvenes de la institución. En su discurso de ingreso quiso dejar claro que el español no es sinónimo de castellano.  

Ana María Matute (K mayúscula), Carmen Iglesias (E mayúscula), Margarita Salas (i miníscula), Soledad Puértolas (g minúscula). Cuarenta y seis sillones. La incorporación de Inés Fernández-Ordóñez a la lista supone otro grano de arena para recortar la distancia que separa al número de académicos y el de académicas: cinco mujeres en la actualidad, siete en la historia de la RAE.

El español no tiene por qué identificarse necesariamente con el castellano sino que nuestra lengua ha sido conformada con aportaciones de galaicos, catalanes, astures o navarros Sobre Inés Fernández-Ordóñez
Especialista en dialectología y literatura medieval, Fernández-Ordóñez ha dedicado los últimos veinte años a recorrer España en busca de variaciones de la lengua al frente del Corpus Oral y Sonoro del Español Rural (COSER). La catedrática de Lengua Española por la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) quiso dejar impreso su oficio de filóloga en un “acto de amor al español” como calificó a su discurso el académico José Antonio Pascual en su respuesta. Pascual, junto con Margarita Salas y Álvaro Pombo, fueron quienes propusieron su nombre a la institución.

Este acto de amor dejó claro que el español no tiene por qué identificarse necesariamente con el castellano sino que nuestra lengua ha sido conformada con aportaciones de galaicos, catalanes, astures o navarros.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Profesión, ciencia y arte en nuestra ZONA MUJERES?   

Artículo anteriorMujeres en la cultura: el debate pendiente
Artículo siguienteLaura Seara y el papel de la mujer en la emigración española