Hay sólo un 4% de mujeres en puestos jerárquicos empresariales

258

De cada 10 puestos de máxima autoridad, menos de dos son ocupados por mujeres”, según relevó el Índice de Participación de las Mujeres (IPM) realizado por el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA), que se divide en tres capítulos centrales: política – donde las mujeres respresentan el 18,7% –, sociedad civil y sindicatos – donde se encontraron un 8,1% de mujeres –, y economía y negocios – donde la desigualdad es mayor, con un 4,1% de mujeres –.

El estudio realizado por ELA tiene por objetivo identificar de manera cuantitativa la presencia de las mujeres en lugares de decisión en  la política, la economía, la sociedad civil, la cultura y la ciencia, y los medios de comunicación, entre otros. A partir de los datos analizados, ELA construyó el Índice de Participación de las Mujeres (IPM) para la Argentina que mide la proporción de mujeres que ocupan cargos de máxima autoridad, con reconocimiento público, en las instituciones u organismos públicos o privados en tres espacios de poder: la política, la economía y la sociedad.

Argentina presenta un estado crítico en términos de equidad de género: de cada 10 puestos de máxima autoridad relevados, menos de 2 son ocupados por mujeres. El diseño metodológico de este índice posibilita la realización del estudio de manera periódica, con el propósito de generar información estadística que permita medir los avances en materia de igualdad de género en los distintos ámbitos de la vida pública argentina.

Argentina presenta un estado crítico en términos de equidad de género: de cada 10 puestos de máxima autoridad relevados, menos de 2 son ocupados por mujeres.

Mayor desigualdad en la economía
Las mujeres tienen menos oportunidades que los varones de ocupar posiciones jerárquicas en el sector empresarial. El IPM en la economía registra el valor más bajo: 4%. Y esto sucede ya sea en el sector privado o en el público. Ni siquiera la reactivación económica vivida de 2003 a 2006 sirvió para modificar la distribución ocupacional consolidada en décadas anteriores.

El sector privado es uno de los espacios donde se hace más notoria la subrepresentación de las mujeres
Las empresas suelen ser ámbitos caracterizados por la persistencia de mecanismos que impiden el acceso de las mujeres a puestos directivos y gerenciales. De acuerdo a una encuesta realizada por la Fundación de Investigaciones Latinoamericanas (FIEL; 2007), el 38% de las empresas argentinas no tienen ejecutivas mujeres, y en el 70% de los casos que declararon tenerlas, las mujeres representaban el 20% de los puestos de este tipo. Asimismo, la mayor participación de mujeres en este tipo de posiciones se da en empresas de menor tamaño de facturación, rango intermedio de empleo y en las pertenecientes al rubro servicios y comercios (ELA; 2009). Los resultados del IPM confirman esta tendencia.

Segregación
Las mujeres están sobre representadas en algunas actividades, y sub representadas en otras. Este fenómeno es denominado segregación ocupacional femenina horizontal, y persiste aún cuando la tasa de ocupación de las mujeres se ha incrementado.

Por otro lado, la segregación ocupacional vertical evidencia otro mecanismo que genera condiciones desiguales para mujeres y varones en el mercado laboral: dentro de una misma rama de actividad, las mujeres ocupan puestos jerárquicos, directivos, especializados, y lugares de decisión en menor medida que los varones.

En la Argentina, la inserción de las mujeres en el mercado de trabajo ha aumentado fuertemente en las últimas décadas. Sin embargo, a pesar de la importancia en términos numéricos, tanto en el acceso a la educación superior y su creciente integración en el mercado laboral, hay una fuerte desigualdad en perjuicio de las mujeres: continúan recibiendo salarios más bajos que los varones, su presencia es minoritaria en los cargos ejecutivos, y tienen muchas veces una precaria inserción laboral que las mantiene al margen de la protección social.

Las mujeres ocupan apenas el 4,4% de los puestos directivos de primera línea en las grandes empresas de la Argentina. Si se tiene en cuenta el total de las Cámaras Empresariales registradas en el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, la presencia de las mujeres en los espacios decisorios es muy baja: sólo 4 de 134 puestos relevados son ocupados por mujeres (3%). La presencia de mujeres aumenta levemente en las comisiones directivas (6%)

Método
ELA relevó 13.627 puestos de máxima autoridad en 4.281 instituciones de orden nacional, provincial y municipal. A partir de los datos analizados, se construyó el Índice de Participación de las Mujeres (IPM) para la Argentina. El IPM es un valor que varía del 0 a 10. A medida que se acerca a 5 – punto de equidad de género -, nos aproximamos a una sociedad más justa y equitativa entre mujeres y varones.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Igualdad de género en nuestra ZONA SOCIEDAD?