Gripe A: empieza la vacunación

127

A partir del 16 de noviembre comienza en España la campaña de vacunación contra el virus H1N1, que en una primera fase se dirige a los colectivos que se consideran "grupos de riesgo prioritarios" a efectos de la gripe A.

El 16 de noviembre se inició la campaña de vacunación contra el virus de la gripe A, una enfermedad que sigue extendiéndose (vea Gripe A: la OCU informa).

Siguiendo las recomendaciones de la Agencia del medicamento, la Comisión Europea aprobó dos vacunas contra la gripe A: Focetria de Novartis, y Pandemrix de GlaxoSmithkline, que son las adquiridas por el Gobierno español y las que ya están disponibles en los centros de salud.

Grupos de riesgo
La campaña de vacunación contra la gripe A está dirigida en este primer momento en la población que integra los grupos de riesgo, que son:

* enfermos crónicos (mayores de seis meses) con problemas cardiovasculares (no hipertensión) y respiratorios, diabetes, insuficiencia renal, inmunodeprimidos u obesos;
* mujeres embarazadas;
* personal sanitario y parasanitario (incluyendo trabajadores de residencias de la tercera edad) y de servicios esenciales (fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, bomberos, servicios de protección civil y trabajadores de prisiones y centros de atención a refugiados e inmigrantes).

La forma de organizar la vacunación será decidida por cada comunidad autónoma. Si usted considera que puede encontrarse entre los grupos de riesgo, contacte con su centro de salud para conocer el procedimiento concreto que debe seguir.

Embarazadas y gripe A
Por lo que se refiere al caso específico de las embarazadas, el ministerio de Sanidad recomienda utilizar una vacuna sin adyuvante (una sustancia añadida a la vacuna que potencia la reacción inmunológica) en lugar de con adyuvante, tal y como son las dos que ya se encuentran en los centros de salud. La vacuna de este tipo adquirida por el Gobierno español es Panenza (de Sanofi Pasteur) que, a diferencia de las otras dos, todavía no está disponible.

Alérgicos al huevo: cuidado
Como sucede en otros casos, durante el proceso de fabricación de estas vacunas se recurre, en la mayoría de los casos, a la utilización de embriones de pollo. Según afirma el ministerio de Sanidad, sin embargo, se han desarrollado procesos alternativos para asegurar que los alérgicos al huevo dispongan de un número suficiente de vacunas para ellos. Si es su caso, no olvide advertirlo al personal sanitario.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Ciencia y salud en nuestra ZONA ECO/CIENCIA/TIC?