Feministas del ámbito académico contra la violencia sexual

El manifiesto es un llamamiento a feministas de todos los ámbitos, abolicionistas o no, a mantener abierto el debate, el respeto y el compromiso con todas las mujeres.

488

En defensa del debate plural en el seno del movimiento feminista, la convocatoria propone un debate sobre la violencia sexual. Entre quienes firman, la enorme mayoría son mujeres. Y algunos pocos hombres. Desde Mujeresycia, proponemos que cada mujer que ha firmado, envíe el link a un hombre -o a varios- y se multiplique y fortalezca esta lucha que no es sólo de las mujeres. El compromiso de los hombres, está claro, es vital.

“Luchemos por el feminismo que nos une: el que combate la violencia contra todas las mujeres. No dejemos de lado a las mujeres que ejercen la prostitución, especialmente estigmatizadas y discriminadas”.

Así arranca un manifiesto que recuerda el sentido mismo del feminismo como movimiento por la igualdad, los derechos y libertades de todas las mujeres. El texto ha sido promovido por feministas del ámbito académico y activistas que llevan meses trabajando por el debate abierto y sin censura, organizando los Debates Universitarios sobre Trabajo Sexual en una veintena de universidades bajo el hagstag  #Universidadsincensura.

Desactivar la violencia

El manifiesto es una iniciativa para desactivar la violencia, tanto virtual como directa, que se está ejerciendo contra quienes organizan o participan en los debates, quienes defienden posturas pro-derechos de las trabajadoras del sexo y contra las trabajadoras mismas. En efecto, como se ha reflejado en prensa, exhibiendo y coreando eslóganes abolicionistas se están produciendo presiones, escraches, pintadas, boicoteos, provocaciones, insultos calumniosos, etc., «llevando la peor parte quienes hablan en primera persona, es decir, las prostitutas».

Lucha por los derechos de las mujeres

Las personas firmantes, procedentes del ámbito académico, pero también del activismo feminista y con una importante presencia de trabajadoras sexuales, defienden la necesidad del debate feminista, y vindican un feminismo sensible a la pluralidad de experiencias, identidades, y realidades de las mujeres para seguir siendo una propuesta que no deje a nadie atrás.

El manifiesto es un llamamiento a feministas de todos los ámbitos, abolicionistas o no, a mantener abierto el debate, el respeto y el compromiso con todas las mujeres; un llamado a mantener el espíritu crítico y dialogante del feminismo, a no silenciar las voces de las mujeres; a no consentir la censura ni la violencia. En definitiva, concluye el manifiesto, las feministas «Tenemos luchas comunes que son las que nos hacen fuertes».

  • Enlace al manifiesto para que puedas firmar y enviar a un hombre -o a varios- para que lo hagan: Manifiesto