FCC cuenta con distintivo de Igualdad en todas sus áreas de negocio

638

El grupo especializado en construcción y servicios ciudadanos FCC lleva más de una década comprometido con la igualdad. FCC Medio Ambiente y FCC Construcción han sido las dos últimas áreas en recibir el distintivo que ya tenían las divisiones de Agua e Industrial. Es así como el ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad reconoce la labor emprendida por FCC en el año 2008, cuando firmó el primer Plan de Igualdad de la compañía y al que sucedieron los del resto de las áreas de negocio.

La igualdad y la conciliación son una labor de todos: hombres y mujeres

Tan solo tres años después, en 2011, el grupo de servicios ciudadanos, que preside Esther Alcocer Koplowitz, logró su primer Distintivo de Igualdad en el área de gestión integral del agua. Y en 2015, lo obtuvo también la división de FCC Industrial e Infraestructuras Energéticas. Desde este 2016  ya lo tienen todas sus áreas de negocio.

El Distintivo de Igualdad

El distintivo es una marca de excelencia y reputacional con la que el Gobierno reconoce a FCC como una empresa comprometida con la igualdad. Dichas políticas están orientadas a facilitar la conciliación de la vida personal, familiar y profesional. Estas políticas cuentan con objetivos generales y articulan medidas flexibles para su adaptación a la diversidad de necesidades, situaciones y carencias que presente la plantilla.

Carlos M. Jarque, consejero delegado de FCC, subraya que el distintivo es “un reconocimiento de las autoridades a un trabajo de años en aspectos irrenunciables como la igualdad de oportunidades, la diversidad o la conciliación de la vida laboral y familiar”. Y es que el grupo de servicios ciudadanos cuenta con grupos de trabajo específicos, creados gracias al respaldo y la participación de los empleados y sus representantes sindicales, para lograr avances reales.

Pero Carlos M. Jarque no se conforma y anima a todos los trabajadores “a seguir trabajando y a introducir nuevas mejoras para que estos avances sean permanentes y demostrar que no obedecen a modas pasajeras”. Y es que para Jarque “la igualdad y la conciliación son una labor de todos: hombres y mujeres”. Además, múltiples estudios “demuestran una correlación positiva entre los resultados económicos de las empresas y la diversidad de género que hay en ellas”, añade.