Eva Díaz y Mariluz Escribano, XX Premio Andalucía de la Crítica

635

La periodista Eva Díaz  y la escritora Mariluz Escribano han sido galardonadas con el XX Premio Andalucía de la Crítica, en el caso de Díaz por su novela Adriático, y en el de Escribano por su obra poética Umbrales de Otoño.

«Enorme reconstrucción histórica de ese gran fresco que conforma la necrópolis de Venecia y Trieste», fue la definición que dio sobre la novela el jurado encargado de otorgar el premio. Adriático (Fundación José Manuel Lara)  Eva Díaz (Sevilla, 1971) rescata la atmósfera decadente de dos ciudades: Venecia, la sumergida, y Trieste, la sonámbula azotada por los vientos. Esta novela forma parte del proyecto literario de la autora iniciado con su anterior libro, El sonámbulo de Verdún, con el que busca narrar la memoria europea a través de una galería de novelas de ciudades.

Por otro lado, el jurado concedió el Premio Andalucía de la Crítica en la modalidad de Poesía a la obra Umbrales de otoño de Mariluz Escribano (Granada, 1935) «por su clasicismo expresivo y la fuerza y vehemencia de las emociones en una lírica que nace de la memoria y el sentimiento amoroso, el compromiso, la exaltación y la energía vital poblada por el recuerdo de amor y los afectos».

Otras premiados

En la modalidad de Relato, el jurado otorgó el premio  a la obra Las frutas de la luna de Ángel Olgoso (Cúllar Vega, Granada, 1961) «por su caudal de experiencias narrativas y procesos escriturales, construyendo con maestría múltiples situaciones que nacen de la irrealidad, la fantasía o lo que habita detrás de las cosas y sus símbolos».

El jurado estuvo formado por Francisco Morales Lomas, Manuel Gahete, Antonio Hernández, Antonio Garrido Moraga, Rafael de Cózar, Carlos Clementson, José Sarria, Rosa Díaz, José Cabrera Martos, Paloma Fernández Gomá, Ricardo Bellveser, Remedios Sánchez, Juan Gaitán, Pilar Quirosa-Cheyrouze, José Antonio Santano, Francisco Huelva y Antonio Moreno Ayora. El premio se entregará el próximo 19 de mayo en Sevilla.

 

 

Artículo anteriorAnna Birulés, Tres60 Grupo
Artículo siguienteEl 30% de los ludópatas son mujeres