Es hora de que las mujeres llamen a la puerta

148

Mirella Visser está convencida de que la crisis es una buena oportunidad también para las mujeres. El día Internacional de la Mujer fue una excusa para que 60 mujeres participaran de un encuentro en el que la Presidenta de la European Professional Women´s Network, diera las claves sobre los factores que inciden en que las mujeres retrasen su carreras. Partidaria de las cuotas, animó a las presentes acelerar los pasos necesarios para llegar. Una pequeña encuesta entre las presentes completa nuestro informe.

Sé más eficaz, no es cuestión de más horas

El mensaje de Mirella se centró en cómo las madrileñas pueden prepararse para un éxito profesional, feliz y duradero en el medio de la crisis. Y en este sentido, apuntó a que es necesario trabajar más inteligentemente y no más duro para prevenir repercusiones inesperadas debido a la desaceleración económica que recién comienza: "El impacto que puede tener la crisis sobre ti -aseguró- dependerá del sector industrial, y del gobierno, de tu posición y de tu responsabilidad, de tu flexibilidad (jornada entera versus media jornada). Pero también de tus destrezas políticas, de tus conexiones con la cúpula directiva, de tu red de contactos informal y de tus opciones externas".

Proclama lo que quieres y lo que sabes hacer

Hoy en día es más que nunca necesario para las mujeres proclamar su ambición de "llamar a la puerta" pidiendo nuevas oportunidades
Partidaria de las cuotas como un sistema que ha funcionado en los países que las han puesto en práctica, para acelerar la llegada de la mujer a los lugares donde se merecen estar, Mirella Visser piensa que hoy en día es más que nunca necesario para las mujeres proclamar su ambición de "llamar a la puerta" pidiendo nuevas oportunidades, nuevas responsabilidades ó desafíos. Esto es visto como demasiado asertivo en muchas culturas, pero los expertos se preguntan ¿cómo van a saber los demás que estas listo para asumir más si no proclamas tu ambición?

Otras recomendaciones adicionales en la gestión estratégica de la carrera de las mujeres, incluyen -según Visser– ser responsable de la propia visibilidad profesional, haciéndote indispensable para la organización y para tu propio jefe: "Crea un impacto único a tu alrededor gestionando clientes claves y desarrollando una magnífica base de conocimiento".

El gran reto pendiente son la maternidad, los hijos, y cómo seguir adelante con la carrera profesional cuando las condiciones laborales siguen siendo adversas.
Mirella Visser se dirigió a las presentes con un consejo fundamental: que valoren sus habilidades y destrezas y definan cómo transferir esas habilidades a otras compañías, funciones y sectores. Muchas funciones cómo recursos humanos, marketing y comunicación o ventas son dominadas por las féminas y esto responde a unas características naturales de las que hay que echar mano.

La Necesidad de Adaptarse

Otro eje importante de los 90 minutos de su presentación fue insistir en la capacidad de adaptación en épocas como éstas. "Las mujeres de hoy en día deben de estar listas para adaptarse rápida y fácilmente al entorno cambiante de los negocios. Esta adaptabilidad también esta ligada a la necesidad de los negocios y del gobierno de fomentar y hacer más atractiva y manejable la flexibilidad laboral".

En este punto surgió un tema de debate habitual y todavía no resuelto: la coniciliación sigue siendo un factor clave para las mujeres y el gran reto pendiente son la maternidad, los hijos, y cómo seguir adelante con la carrera profesional cuando las condiciones laborales siguen siendo adversas.

Mujeres & Cía. hizo a algunas de las presentes dos preguntas para recoger también algunas opiniones y conocer la repercusión de la ponencia. Con opiniones positivas sobre el evento y la calidad de la ponente, son éstas algunas de las respuestas que nos dieron:

¿Qué fue lo más interesante de la ponencia de Mirella Visser?

Sonia Fernández (Match.com): Lo más interesante de la ponencia de Mirella Visser fue constatar cómo es importante tomar conciencia de lo que las mujeres queremos en nuestra vida profesional. Nadie debería asumir que no queremos responsabilidades o que no tenemos ambición profesional, sin embargo, nuestra condición femenina nos condiciona en este sentido. Por eso, es todavía más importante que tomemos conciencia de ello para expresar de forma concreta cuál es nuestra visión de futuro, nuestra ambición profesional y conseguir que se sepa y se considere. De esta forma, debemos ser conscientes de la importancia de hacernos visibles, imprescindibles y de utilizar el Networking de forma eficiente para conseguir nuestras metas.

Margarita de Cos
(WWF Adena): Me parecieron muy interesantes los TIPS que nos dio ya que son eminentemente prácticos. Asimismo me encantó su adaptación del principio de DARWIN y el chiste de las mujeres en los Consejos indicando que el nº óptimo es a partir de 3.

Beatrice Dittrich (Forbes Mackenzie): Lo más interesante fueron los datos que compartió y que indicaban grandes diferencias dentro de Europa. Pero también la seguridad de que sí es posible cambiar las cosas y llegar a tener más mujeres en posiciones directivos, tal y como ya sucede en los países nórdicos)

Sonsoles Morales: Mirella nos recordó la importancia de la visibilidad dentro de las organizaciones. Pero la asertividad en cuanto a las propias cualidades y ambiciones tiene un fuerte componente cultural. Escuchándola me preguntaba cómo luchar contra las connotaciones negativas que este estilo franco, directo y asertivo de nuestras colegas anglosajonas tiene en las sociedades mediterráneas.

Araceli Cabezón: Es muy de agradecer que una mujer de las "sin techo" (de cristal) dedique su tiempo a apoyar el deseo de las profesionales que como ella, quieren ser "sin techo", en lugar de quedarse disfrutando de su singular excelencia, como la "bella entre las bestias".

¿Con qué aspectos coincide
s y con cuáles tienes diferencias y por qué?

Sonia Fernández: Coincido plenamente con las reflexiones de Mirella en el sentido de hacernos visibles y expresar claramente lo que queremos. Sin embargo, creo que las mujeres como colectivo tenemos una responsabilidad hacia otras mujeres, y que debemos hacer todo lo posible por incluir la necesidad de conciliación de las mujeres de hoy. Somos las mujeres directivas las que tenemos que tomar conciencia de esto e impulsar medidas que hagan factible integrar a estas mujeres con tanto talento que de otra forma decidirán quedarse en casa.

Margarita de Cos: Coincido plenamente con todos sus planteamientos (incluidas las Cuotas). Quizás matizaría un poco la adaptación de sus planteamientos a la situación específica de cada país y sus diferencias culturales.

Beatrice Dittrich: Soy autónoma con lo cual pondría mucha importancia en datos que se refieren a mujeres emprendedoras: cuál es el porcentaje en los distintos países europeos, qué países apoyan más a sus emprendedoras y cómo, qué obstáculos principales hay….Al ver sólo a las profesionales corporativas me falta un parte muy importantes en el discurso.

Sonsoles Morales: Coincido con la necesidad de plantearnos medidas de discriminación positiva para corregir la desigualdad existente. No son perfectas, ni populares -ni siquiera entre los propios colectivos beneficiados-, pero la experiencia de otros países es clara: dondequiera que se han producido avances significativos en materia de igualdad de oportunidades se han empleado medidas de este tipo (cuotas, sistemas de preferencias, etc).
Más que una discrepancia, sí me parece oportuno extender estas reflexiones sobre el papel de la mujer a la realidad española, y en concreto, a las PYMES, como empleadoras mayoritarias de la fuerza femenina de este país. ¿Qué herramientas podemos proporcionarles desde asociaciones como EPWN para que sean tenidas en cuenta?

Araceli Cabezón: Encuentro especialmente útiles el recuerdo de pautas que las mujeres han de tener en cuenta para llegar hasta donde quieren: dar a conocer las ambiciones propias, marketing de una misma, networking, ….etc. Echo en falta una reflexión sobre si de verdad las mujeres quieren llegar hasta donde decimos que no están llegando. Resulta cómodo llorar por la escasa presencia femenina en los puestos top, sin preguntarse cuántas veces las mujeres deciden : esto no quiero. Y si ese no querer sigue preocupándonos, hay que ponerse a pensar: a qué decimos no las mujeres cuando decidimos no optar a los puestos top y si podemos y queremos hacer algo para cambiar eso.

Sobre European PWN

Es una de las redes pioneras de contactos profesionales internacionales, con más de 3500 miembros en toda Europa, y más de 90 nacionalidades, 11 libros publicados desde el 2003 y comunidades especializadas, presente en 18 ciudades europeas, conectadas por una plataforma online.

Te pueden interesar…

 

 

 

Artículo anteriorLas principales empresas con WWF
Artículo siguienteBuscando a Hilary