“No creo en el concepto asexuado y doméstico de lo femenino”

178

Cuentista, arquitecta, periodista y multifacética es Inés Mendoza, una venezolana que vive en Madrid y que ha sido galardonada con múltiples premios internacionales por su trabajo narrativo. Recientemente, la editorial Páginas de Espuma publicó su primer libro: "El otro fuego".

Las antologías "Voces Nuevas", "Tifoidea y otros cuentos" y "Parábola de los talentos" no dudaron en incluir sus relatos, así como tampoco los medios internacionales de Copenhague, Chicago, Caracas y Madrid, en donde ha colaborado en numerosas ocasiones con relatos, artículos y reseñas. Por eso cuando le pregunto ¿Cómo te defines? ¿Cómo te presentas habitualmente? me responde: "Depende de cómo me sienta en el momento". A continuación la historia de una mujer que además de ser arquitecta se dedica a contar historias.  

¿Cómo fue que decidiste que serías lo que eres?, ¿cuál fue el tránsito de escribir para ti a publicar?

Creo que escribir no es una "meta" o algo que se decide, sería demasiado maquinal; más bien surge, como todos los deseos, natural e inconscientemente. Mi paso del diario al libro fue también natural. De niña escribía poemas, cuentos, leía mucho; en la universidad colaboraba en pasquines, periódicos y revistas, redactaba panfletos políticos, etc.

Las mujeres somos distintas a los hombres, y en ese sentido concreto -diría Beauvoir- hay una escritura femenina y otra masculina. ¿Cómo y por qué razones surgió la necesidad de hacerlo?

No es que yo dijera: es hora de publicar, pero es algo que siempre se tiene en cuenta si se es un escritor serio, pienso. Cuando me publicaron en la antología "Parábola de los talentos", ya estaba escribiendo "El otro fuego". Después surgió la oportunidad de Páginas de Espuma.

¿Qué cosas hiciste hasta lograrlo?

Corregir hasta la extenuación, reflexionar sobre el sentido y el orden del libro o sobre mis propias obsesiones, y más que nada construir el "respaldo" del libro con un discurso estético y vital: formular mi propio sistema a través del análisis de textos con los que me identifico como escritora.

¿Crees que hay una escritura "femenina"?

Las mujeres somos distintas a los hombres, y en ese sentido concreto -diría Beauvoir- hay una escritura femenina y otra masculina. En lo que no creo es en el concepto asexuado, doméstico y asocial que se tiene de lo femenino o en que lo masculino sea tosco, por ejemplo. Creo en las categorías del ánima y el ánimus de Jung, pero también en el feminismo Queer. No veo por qué lo que nos diferencia de los hombres tendría que implicar inferioridad.

No creo en el concepto asexuado, doméstico y asocial que se tiene de lo femenino o en que lo masculino sea tosco, sino en las categorías del ánima y el ánimus de Jung y en el feminismo Queer

¿Cuáles son los temas que te interesan?

Todos los que se rebelen contra la realidad tal como nos es presentada, todo lo romántico, lo decadente, lo social, lo que incorpore rebeldía o lucidez. Todo lo que sea inteligente de verdad.

¿Admiras a? Te consideras influenciada por…

Como son muchos, te enumero a los que han cambiado mi visión del mundo: Cortázar, Poe, Breton, Bernhard, Carrington, H. Miller, Marx, Machen, Blanchot, Byron, Juan Ramón. He aprendido mucho también leyendo ensayo. Me siento "pupila" de Cortázar y de los románticos (especialmente ingleses y alemanes)

¿Qué mirada tienes sobre la mujer en literatura? ¿Por qué sigue habiendo una presencia mayoritariamente masculina?

Muchas mujeres han protagonizado episodios de la literatura y del pensamiento, pero es verdad que hoy la presencia femenina en los medios culturales es escasa, en parte porque la estructura de la sociedad sigue siendo patriarcal, y en parte porque muchas mujeres continúan acatando ese discurso. Hay pocas intelectuales. Y cuando una mujer destaca, suele adoptar el rol de la "ejecutiva agresiva" ¿No es mucha casualidad que casi todas las mujeres quieran casarse o ser madres? Quisiera que volvieran las Beauvoir o las Despentes.

Hay pocas intelectuales. Y cuando una mujer destaca, suele adoptar el rol de la "ejecutiva agresiva".Si pudieras volver tiempo atrás, qué cosas no repetirías

Ninguna. La vida viene como viene, el asunto es cómo te lo tomas tú. No me gusta controlar la vida, prefiero cierta espontaneidad, cierta sorpresa. No soy demasiado amiga del orden. A veces lo he pasado mal por experimentar, pero seguiré haciéndolo, soy una curiosa incorregible.

¿Tu próximo libro?

Ya se está escribiendo, y estoy por ahora estoy bastante satisfecha. He dado un paso arriesgado, creo, pero me gusta. De todas formas soy una escritora lenta, así que aún falta.

Alguna cosa que no te haya preguntado y quieras decir…

Que amo el teatro, es admirable: mitad ritual, mitad leyenda. Es el arte que articula con mayor plenitud a las otras artes, el que mejor corrige los errores de la soledad del autor.

PING-PONG

Una frase, una idea, etc., que utilices habitualmente:

No se puede crear sin destruir.

Admiras en
la gente:

El calor humano, la inteligencia, el desparpajo, la rebeldía, la originalidad en la forma de vivir, la aceptación de la propia maldad.

Que cosas te motivan en el trabajo y en la vida

Descubrir algo del mundo o de mí; la amistad; los grupos que hacen cosas juntos, aprender, sobre todo aprender.

Un libro, un autor, una película, un director, un perfume, una comida, un lugar al que volverías…

Un libro: En el País del Tiempo, de Lord Dunsany

Un autor: Felisberto Hernández

Una película: no me gusta el cine, pero me sé El Padrino casi de memoria

Un director: depende de la película; ninguno en especial.

Un perfume: mejor te digo un aroma: el de la gasolina.

Una comida: la china

Un lugar al que volvería: Estocolmo, es como cambiar de planeta.

Una pintura: "Creación de las Aves" de Remedios Varo

Un arquitecto: (perdona por la deformación profesional): Gaudí

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Profesión, ciencia y arte en nuestra ZONA MUJERES?

Artículo anteriorIglesias y Giorgi: Asociación entre las Pymes españolas y argentinas
Artículo siguienteEl otro fuego