Empresas: el 28% tuvo que recortar precios para sobrevivir

108

La confianza empresarial no goza de buena salud en la provincia. El ligero optimismo que las circunstancias económicas habían infundido en los empresarios granadinos durante los primeros tres meses del año se ha evaporado. Las medidas de recorte impuestas por el Gobierno central se han traducido en una caída de más de cinco puntos del Índice de Confianza Empresarial, elaborado por el Servicio de Estudios de la Cámara de Comercio de Granada.

En abril la confianza se situaba en un -12,51, mientras que en julio se redujo hasta el -17,47. Y lo peor es que la caída de este índice (que es una media ponderada entre la valoración de los empresarios de la situación económica actual y las expectativas para el futuro inmediato) en Granada no se corresponde con la tendencia marcada por el resto del empresariado español. Pese a mantenerse en valores negativos, el Índice de Confianza Empresarial nacional mejoró en el segundo trimestre del año en casi tres puntos y medio.
Javier Jiménez indicó que la evaluación que hacen de la situación actual y del futuro los empresarios granadinos es “sensiblemente peor” porque “el punto de partida es peor”.
¿El motivo de este desbarajuste? Pues, simplemente, que las malas noticias han sentado peor en Granada. Y con motivo. El presidente de la Cámara de Comercio de Granada, Javier Jiménez, indicó que la evaluación que hacen de la situación actual y del futuro los empresarios granadinos es “sensiblemente peor” porque “el punto de partida es peor”.

De ahí que la visión del tejido empresarial de la provincia sobre la debilidad de la demanda y las dificultades para la financiación también sean un problema mayor para los empresarios de la provincia que para los del conjunto nacional. “En ese escenario, el anuncio del recorte de las inversiones, el déficit de infraestructuras y la reforma laboral han provocado que las expectativas de los granadinos sean francamente malas. Las expectativas son peores que en el resto del país porque el punto de partido es peor”, subrayó Jiménez. Y lo cierto es que la esperanza de los granadinos en el futuro inmediato no es nada buena. El indicador de expectativas de los granadinos es de -16,9, mientras que el del conjunto nacional roza el -10.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Empresas/Familiares/Pymes en nuestra ZONA EMPRESAS?

Artículo anteriorLínea ICO Directo: ¿Mucho ruido y pocas nueces?
Artículo siguienteBerbel: `La pobreza aún tiene nombre de mujer´