Emprendedoras marroquíes, paciencia en estado puro

121

La apertura desde hace dos años del espacio aéreo marroquí y el hecho de que puedas sumergirte en su exotismo invirtiendo menos de dos horas de viaje, motiva cada vez más la afluencia de turistas europeos y en concreto, españoles. En muchos casos, el contacto con el país se reduce al regateo en los zocos y los paseos por la medina, lo que da como resultado una visión sesgada del papel que juega la mujer marroquí en una sociedad en proceso de cambio. Pero hay otro Marruecos, uno que se abre al resto del mundo, intentando no perder sus raíces en el intento. En éste, definitivamente, las mujeres parece que se sienten más cómodas.

En muchos casos, el contacto con el país se reduce al regateo en los zocos y los paseos por la medina, lo que da como resultado una visión sesgada del papel que juega la mujer marroquí en una sociedad en proceso de cambio.

Decidí cruzar el estrecho en vacaciones dispuesta a dejar caer una nueva mirada sobre lo que muchos me habían dicho, encontraría en los alrededores del Atlas. Traté de documentarme acerca del papel que está jugando el emprendimiento femenino en un país que tenemos tan cerca, pero en el fondo tan lejos. La tarea fue complicada, en internet no es fácil encontrar mucha información al respecto (si nuestros problemas de visibilidad aquí son significativos, allí el asunto se multiplica exponencialmente).

Encontré asociaciones de mujeres empresarias, todas ellas ubicadas en el norte de país. Pero mi viaje era al sur, ¿qué estaba pasando allí? Como pude descubrir in situ, las mujeres también se están moviendo en esa zona: un ejemplo alentador es la aventura emprendedora de las chicas de la Cooperativa Assouss Argane.

En el Valle del Sus y la costa de Haha, los bosques de argán (hoy Reserva de la Biosfera), permiten a centenares de mujeres caminar hacia la independencia económica y encarar el futuro y el presente de forma digna. Las mujeres en Marruecos avanzan a pasos de gigante si tenemos en cuenta que hasta 2004 la Mudawana (Código de la Familia) no les garantizó derechos básicos y fundamentales como la custodia y el sustento de los hijos, el divorcio y el acceso a la propiedad, entre otras cosas. Ellas han comenzado a hacer valer sus derechos y como resultado, en muchas zonas rurales del sur han formado cooperativas agrícolas y artesanas que autogestionan y trabajan sintiéndose orgullosas de sus proyectos, no es para menos.

En el Valle del Sus y la costa de Haha, los bosques de argán (hoy Reserva de la Biosfera), permiten a centenares de mujeres caminar hacia la independencia económica y encarar el futuro y el presente de forma digna.Aunque en Essaouira, que era uno de mis destinos, pueden existir más de 40 cooperativas que trabajan el árbol del argán para obtener un aceite destinado no sólo a fines gastronómicos sino también estéticos (es rico en Vitamina E), me decidí por las chicas de Assouss Argane por dos razones: estas casi cuarenta cooperativistas cuentan con tienda-sucursal en Marrakech y trabajan codo a codo con un laboratorio italiano para exportar sus productos fuera de Marruecos.

Esa actitud dirigida a traspasar fronteras con su producto (internacionalización de sus mercados) y el hecho de que algunas de ellas fueran licenciadas en literatura inglesa (no dmino ni el francés, ni el árabe), me llevó desde su austera y cuidada tienda en el corazón del zoco, hasta su "factoría" en medio de los bosques de argán.

La encantadora Hanane me recibió y me explicó con todo detalle el proceso, participé en él utilizando sus rudimentarias y ecológicas herramientas y consiguieron sorprenderme al afirmar que invierten más de seis horas en la extracción de un litro de argán: paciencia en estado puro.

Creo que el verdadero espíritu emprendedor tiene bastante que ver con saber sacar el máximo partido a tu entorno, utilizar los recursos que tengas a tu disposición y conseguir poner en marcha un proyecto que te permita autogestionar económica y profesionalmente tu existencia. Los centenares de mujeres que como las chicas de Assouss Argane trabajan en base a este objetivo, hoy son más independientes, más libres y están mejor formadas que hace años. Un verdadero ejemplo a seguir.

(1) Más información sobre Cooperativa Assouss Argane en www.assoussargane.com


Otros artículos de esta columnista…

*Mujeres 2.0, engendrando el cambio
*Lidera tu proyecto desde una visión cuántica
*Que tu proyecto sea tu vida


También te pueden interesar…

 

¿Ya has visitado Ecología y medio ambiente en nuestra ZONA ECO/CIENCIA/TIC?

Artículo anteriorAntología de la Zarzuela
Artículo siguienteMujeres y altos cargos: ¿la botella medio llena o medio vacía?