Embarazadas: Prevención de desgarros con fisioterapia

115

Según el secretario general del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid, José Santos, “durante el embarazo hay que fortalecer la musculatura del suelo pélvico para conseguir un parto vaginal sin desgarros”. Se trata de que cada mujer tome conciencia de su musculatura para aprender una forma de pujar y ejercer un buen control voluntario de su contracción. En Francia, el 100% de las embarazadas lo realizan después del parto con cargo a la seguridad social.

El Suelo pélvico es la musculatura que cierra la pelvis en su parte inferior y su función más importante es la de complemento en el cierre de los esfínteres (uretral y rectal) y la de soporte de las vísceras pélvicas (vejiga, útero y recto). El experto informó que el fisioterapeuta lo consigue con “maniobras de estiramiento y masaje perineal, mientras dura la gestación, con el fin de dar elasticidad al tejido conjuntivo. Incluso tras el parto se puede retomar este tipo de tratamientos, pero siempre a partir de la sexta semana”.

“Es muy importante que la embarazada tome conciencia de la musculatura de su suelo pélvico para que pueda hacer un buen control voluntario de su contracción” El o la fisioterapeuta prepara las articulaciones y el suelo pélvico para el parto, trata las lesiones que se puedan producir durante el embarazo y enseña una forma de empujar, para evitar el daño al resto de las vísceras pélvicas (vejiga, matriz y recto) ni causar daño perineal. “Es muy importante que la embarazada tome conciencia de la musculatura de su suelo pélvico para que pueda hacer un buen control voluntario de su contracción”, añadió.

Por otra parte, después del parto, el tratamiento fisioterapéutico puede ayudar a normalizar el tono muscular aplicando técnicas de reeducación uro ginecológica, en el caso que exista lesión muscular, neurológica y debilidad o falta de control de la musculatura. Asimismo, puede darle formación en técnicas ergonómicas para un mejor desarrollo de las actividades de la vida diaria.

Para Santos, “el tratamiento debería ser específico para cada mujer, y realizado por una equipo multidisciplinar formado por fisioterapeutas, ginecólogos, urólogos y matronas”.

Según informó, la valoración y recuperación del suelo pélvico “es importante para evitar posibles disfunciones uroginecológicas que, en ocasiones, aparecen en la menopausia. De hecho en Francia y otros países europeos se realiza en el 100% de las mujeres después del parto con cargo a la seguridad social”.

La fisioterapeuta Alexandra Soler, de la Sección de Fisioterapia en Atención a la Mujer del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid ha impartido una charla a los miembros de la Asociación de Mujeres de Alcobendas para informar que un buen tratamiento de posparto es fundamental para evitar problemas en el futuro.

La institución representativa de los fisioterapeutas madrileños ha editado unos trípticos informativos para este tipo de charlas, donde se informa qué soluciones plantea la Fisioterapia para la recuperación postparto.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Mujer y Salud/Maternidad en nuestra ZONA VIDA PERSONAL

Artículo anteriorPetra Mateos: preside Hispasat y es empresaria del año en EEUU
Artículo siguienteYolanda Vázquez, nueva Supervisora de Cuentas en Wunderman