El viaje de tu vida

140

¿Te has preguntado alguna vez que tuvo aquel viaje que te cambió la vida? Estamos inmersos en una madriguera, que nos atrapa y envueltos en un área de comodidad y de velocidad de la que muchas veces nos cuesta mucho esfuerzo salir, dejar de lado, para tomar conciencia de adónde estamos yendo.

A veces es necesario que nos montemos en un tren, en un avión o que estemos mirando por la ventana el paisaje, para salir de nuestra rutina y ver una realidad mayor.

¿No te ha pasado que te tomaste unos días libres y ya relajado -estando en la playa ó en cualquier lugar del mundo- te encuentras más creativo y simplemente fluyes con tu entorno…parece que todo es perfecto y sucede como a ti te gustaría que sucediese?

A veces es necesario que nos montemos en un tren, en un avión o que estemos mirando por la ventana el paisaje, para salir de nuestra rutina y ver una realidad mayor. Pues no hace falta que tengas que cogerte unos días para poder tener esa sensación de que todo va como a ti te gustaría que fuese. Basta con organizarte y empezar ese viaje ahora mismo. ¿Qué es lo que te lo impide?

La postergación, ese mal cotidiano.
Cuántas veces has querido mover ficha en tu vida, pero tu estado de confort es tan bueno, que te da pereza hacer eso que sabes que es bueno para ti, y te ayudaría a conseguir tus objetivos.

Otras veces es el miedo a lo desconocido lo que te impide avanzar. Las conversaciones difíciles que evitas tener, son quizás lo primero a solucionar para poder avanzar. Recuerda que los miedos son siempre mayores en tu cabeza que en la realidad. Atrévete a superarlos, te sentirás mejor y estarás más cerca de tus sueños.

Date un minuto de tranquilidad.
Por qué esperar para relajarnos y parar ¿si puedes hacerlo ahora? Si tú no te ocupas de ti nadie lo hará por ti. Por lo tanto, pregúntate ¿Qué es lo que me hace ilusión hacer? Y ve por ello.

Encuentra un hueco para ti, con un olor agradable, en un sitio tranquilo con buena energía, y date la siguiente hora para imaginarte el viaje de tu vida sentada ó tumbada donde estés.

¿Qué te gustaría vivir y sentir en los próximos 5 años? Cierra los ojos y visualízate a ti misma, con quién estás, dónde estás, cómo es eso que estás viendo en tu cabeza…Recréalo lo más nítido que puedas, y con tantos detalles como sea posible. Vívelo. ¿A que te sientes bien? Pues ahora empieza a vivir como si ya lo hubieras conseguido. Y verás cómo si mantienes esa gran imagen de tu vida presente en todo lo que haces, antes o después lo conseguirás. Ánimo, tu puedes.

Otros artículos de esta columnista…

*Me oyes… ¿pero me escuchas?
*Recarga tus pilas
*Alimenta tu energia
*¿Speednetworking? Entrénate para triunfar
*¿Sabes lo que quieres? ¿Por qué no lo pides?

¿Ya has visitado Columnistas en nuestra ZONA OPINIÓN?

Artículo anteriorUn novedoso sistema detectará la depresión por teléfono
Artículo siguienteJazztel nombra 4 mujeres consejeras