El verano no calentará la contratación temporal

560

Desde que la crisis se instalara en nuestro vocabulario, el verano ya no es el revulsivo que el empleo temporal necesitaba en los meses centrales del año. Las ansiadas campañas de verano que en los últimos años hacían de bálsamo para el castigado mercado laboral español están siendo más frías que nunca. Si antes de la crisis, la contratación estival aumentaba hasta un 20% con respecto al resto del año, esta época ya no consigue calentar el mercado con la misma intensidad.

Aún así, el verano traerá nuevas oportunidades laborales y Adecco, empresa líder en gestión de Recursos Humanos, junto a Adecco Outsourcing, la división especializada en externalización de servicios, esperan que éstas aumenten un 10% con respecto a la media del resto del año. Una cifra que se incrementa en aquellas zonas en las que el componente estacional juega un papel predominante en su mercado laboral, como las regiones más turísticas, con aumentos que pueden rondar hasta el 30% o el 20%, como Baleares y Canarias,
respectivamente.

Este verano estará marcado por la moderación en la contratación y se prevé que los empleos crecerán alrededor del 5% interanual, a nivel general, puesto que según las zonas, podrán darse mayores incrementos.Sin embargo, aún quedan lejos las cifras de contratación estival de antes de la crisis. Si atendemos a los datos de empleo estival, de manera interanual vemos que desde 2008, el año en que oficialmente España entró en recesión, el empleo temporal en estos meses ha ido sufriendo caídas encadenadas de en torno al 30%. No obstante, este verano que estamos a punto de empezar estará marcado por la moderación en la contratación y se prevé que los empleos crecerán alrededor del 5% interanual, a nivel general, puesto que según las zonas –sobre todo las relacionadas con el turismo costero-, podrán darse mayores incrementos.

A escala nacional, Adecco y Adecco Outsourcing prevén realizar entre el periodo de junio a septiembre unos 125.000 nuevos contratos. Las perspectivas son moderadas si bien existen regiones que por su perfil turístico presentan unas expectativas muy superiores a la media española, gracias al repunte del turismo nacional e internacional. Tal es el caso de las islas, tanto Canarias como Baleares, que esperan un incremento de la contratación veraniega por encima de la media española, en torno al 20% interanual, animadas por los últimos repuntes del turismo, actividad que parece recuperarse poco a poco del descalabro económico que afecta a todos los sectores.

Por el contrario, las zonas turísticas de la península no experimentarán importantes mejoras con respecto a la campaña estival del año pasado. Su contratación aumentará en torno al 5% interanual en el caso de Cataluña, Madrid, País Vasco o Andalucía pero otras zonas costeras como Levante vivirán un verano similar sin apenas mejoría.

Sectores más cálidos laboralmente
Aunque este verano no será fuente de empleo en todos los sectores, sí que lo será en algunos puntuales muy relacionados con el sector servicios. Serán aquellos que necesitan mano de obra intensiva como el turismo, la hostelería, aeropuertos, promociones y call center, y que utilizarán el empleo temporal para satisfacer el aumento de la demanda puntual que este periodo del año produce.

Aún así, la temporada alta en el turismo se concentrará prácticamente en los meses de julio, agosto y principios de septiembre, quedándose apenas sin demanda los meses de mayo, junio y octubre.

Como ya viene siendo habitual en las últimas campañas, el sector industrial ha empleado todos los mecanismos de optimización de su plantilla fija para evitar la contratación de personal eventual en verano para las sustituciones de vacaciones. Las plantillas, aunque reducidas, están ya completamente reestructuradas y adaptadas a la caída del consumo, por lo que las fábricas han planificado sus necesidades de recursos humanos en verano de tal forma que los periodos vacacionales comenzarán antes y terminarán más tarde con el fin de que los propios trabajadores puedan suplir la ausencia de sus propios compañeros. En ciertos casos, algunas fábricas optarán por parar la producción en el mes de agosto y dar así vacaciones al mismo tiempo a sus trabajadores, rompiendo una tendencia que venía ocurriendo en los años previos a la crisis de mantener la producción todos los meses por igual.

Ante la falta de recuperación del consumo, el sector de logística y transporte tampoco prevé un aumento de la contratación temporal para cubrir la demanda y la banca, otro sector típico generador de empleo en la época estival, verá paralizadas las contrataciones debido a la reestructuración en forma de fusiones y despidos que está viviendo.

Cocineros, camareros y camareros de pisos o recepcionistas de hotel con idiomas, agentes de viaje, guías turísticos, animadores socioculturales y monitores de tiempo libre serán los perfiles más requeridos.¿Qué puestos demandará el verano?
¿Cuáles serán los profesionales más demandados este verano? Cocineros, camareros y camareros de pisos o recepcionistas de hotel con idiomas serán los más requeridos en los negocios de restauración y hoteles, mientras que los agentes de viaje, guías turísticos, animadores socioculturales y monitores de tiempo libre serán los trabajadores estrella del verano para las agencias de viaje, parques temáticos y centros de ocio.

Dentro del sector servicios, el aeroportuario contratará en un número considerable a personal de facturación, mozos maleteros y recepcionistas de alquiler de coches.

Motivados por el incremento de la población en las zonas turísticas, los centros comerciales podrían reforzar en algunos casos sus plantillas ante el aumento del consumo y la necesidad de cubrir algunas de las bajas de las vacaciones. Así, promotores, cajeros, dependientes, reponedores, o montadores de cambio de imagen de establecimientos, también serán reclamados.

Los perfiles de telemarketing, como teleoperadores y recepcionistas de llamadas con idiomas seguirán siendo reclamados, al ser uno de los sectores que más empleo está generando a lo largo del año. Además, habrá que añadir el aumento de la demanda por parte de las empresas de asistencia en carretera, ya que es un periodo en el que los desplazamientos se disparan con respecto al resto del año. Por supuesto, también será el momento en el que las compañías de seguros y de seguridad lanzan sus campañas de venta, por lo que necesitan crear o reforzar sus equipos con comerciales, coordinadores de call center y fuerzas de venta.

Según Adecco Outsourcing, en zonas de costa como Baleares o Levante, es habitual el lanzamiento de nuevos productos de carácter estacional a través de promociones como es el caso de bebidas refrescantes, alimentación, productos de belleza relacionados con el turismo de sol y playa (solares, cuidado de la piel) o incluso bricolaje y jardinería, por lo que se producirá un incremento importante de perfiles altamente cualificados como gestores de punto de venta o delegados de zona, responsables de todo el dispositivo comercial y logístico, además de promotores y azafatas. Especial interés adquieren los perfiles comerciales senior pues las empresas están llevando a cabo acciones tácticas en las que interesa obtener resultados inmediatos, por lo que el periodo de aprendizaje del candidato debe ser mínimo.

En el sector industrial, donde quizá sea más patente la paralización de la contratación veraniega, habrá empresas que aunque registren un descenso de su producción en estas fechas, aprovecharán el momento para reorganizar su stockaje, actualizar inventarios o para realizar el mantenimiento y limpieza de la maquinaria y otras infraestructuras. Por este motivo, se demandarán perfiles como técnicos de mantenimiento, todo tipo de oficiales
industriales, operarios, peones, carretilleros de grúa e inventarístas.

Más parados que empleos veraniegos
El verano volverá a ofrecer nuevas oportunidades laborales para aquellos que están buscando un empleo. No sólo será una opción como tradicionalmente ha sido para los jóvenes, que aprovechan su periodo de vacaciones para conseguir unos ingresos económicos, sino que también lo será para los casi 5 millones de parados que actualmente existen en nuestro país.

Por lo tanto, aunque el perfil medio del candidato que opta a los puestos de empleo veraniegos sigue siendo un estudiante que quiere un trabajo temporal, este perfil se ha diversificado incluyendo a jóvenes de 30 años con una formación académica media-alta y con conocimientos de idiomas, amas de casa que quieren aportar un dinero extra en casa porque han aumentado las cargas familiares o alguno de los miembros está en paro, los inmigrantes, los mayores de 40 años y parados con elevada cualificación.

Otro verano más, el número de personas en búsqueda de empleo ha crecido muy por encima del escaso aumento de los puestos de trabajo. Hay que tener en cuenta que ya hay 4.740.000 personas buscando trabajo, según los últimos datos del Ministerio de Empleo.

Dentro de estos nuevos trabajadores veraniegos, las amas de casa están jugando un papel importante ya que continúa su incorporación al mercado laboral; 195.000 amas de casa dejaron sus hogares para buscar un empleo en 2011, con el fin de aportar unos ingresos extras a la unidad familiar, afectada generalmente por la situación de desempleo de algunos de sus miembros.

Las personas mayores de 45 años, por su parte, uno de los grupos directamente afectados por los despidos masivos, también buscarán un trabajo, aunque sea de carácter eventual, para hacer frente a su situación en un momento en el que muchos de ellos no tienen ya derecho a la prestación por desempleo.

Otra diferencia importante con respecto a años anteriores es que mientras que la contratación de inmigrantes en los meses de verano no representaba un incremento sustancial en este colectivo con respecto al resto de meses del año – ya que su prioridad era encontrar un empleo duradero que les otorgara cierta estabilidad en nuestro país- este año también optarán a todo aquello que consideren adecuado a sus posibilidades, dado que la falta de ingresos, como el resto de colectivos, les obligará a trabajar allí donde existan ofertas de trabajo.

Como consecuencia de lo anterior, la formación de los trabajadores también será superior a la de años precedentes: en estos momentos la alta tasa de paro afecta por igual a personas con formación que sin ella, por lo que no sólo los estudiantes de titulaciones medias o superiores intentarán obtener ingresos en su periodo vacaciones, sino que también aquéllos ya licenciados o diplomados, o con una dilatada experiencia profesional, intentarán hacerse un hueco para hacer frente a sus gastos.

¿Quieres trabajar este verano?
1. No esperes a que lleguen los meses intensos del verano para presentar tu CV en las empresas de trabajo temporal. Ellas serán las que gestionen la mayoría del empleo que se genere en esta época.
2. Muéstrate comprometido a pesar de ser un empleo temporal, pues en estos momentos las empresas están con las plantillas muy ajustadas y podría ser la oportunidad de que te conozcan y cuenten contigo en cualquier momento.
3. Ofrece una disponibilidad horaria amplia, ya que los empleos del verano suelen ser por turnos, fines de semana, noches, etc. y limitarla podría hacerte perder oportunidades laborales.
4. Refleja gran interés e ilusión por la vacante, en los puestos veraniegos en muchas ocasiones eso es lo que se busca, más que una formación determinada o una gran experiencia.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Trabajo y Capital Humano en nuestra ZONA EMPLEO/RECURSOS?  

Artículo anteriorSEF: la infertilidad es una enfermedad
Artículo siguienteLos recortes afectan más a las mujeres