El Siglo XXI es el de las mujeres y los precios

112

Desde la prehistoria hasta bien entrado el siglo XXI nuestra sociedad ha sido absolutamente machista y no solamente porque el hombre físicamente ha sido y es superior a la mujer, sino también porque las hembras siempre han aceptado la hegemonía del macho, herencia de nuestros ancestros más próximos en el tiempo, esto es, los simios.

No se trata aquí de demostrar la teoría de la evolución de las especies de nuestro siempre bien ponderado Darwin, pero es incuestionable que dicha teoría es mucho más científica que la que nos habla de Adán y Eva, Caín y Abel o el cachondo de Noé y su repleta barca.

La mujer continúa su camino hacia la igualdad respecto al hombre, pero en el trayecto sigue habiendo muchas dificultades…Hace muchos años, a principios de la década de los 90, dije que el s. XX había sido el siglo de los hombres y las marcas y que ahora el tema está cambiando muy despacio pero el s. XXI será el siglo de las mujeres y los precios. En primer lugar porque pese a que la mujer está ganando muchos puntos en nuestra sociedad respecto al macho tradicional y a pesar de que este año se cumple el 60 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que en su artículo 1º dice: “todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos…” la igualdad de sexos ha ido prosperando muy lentamente en los países occidentales de cultura democrática y sigue brillando por su ausencia en la inmensa mayoría de los países de cultura musulmana.

Y, en segundo lugar, porque a principios del siglo pasado fue cuando empezaron a aplicarse profesionalmente en Estados Unidos el marketing, el advertising, el merchandising o el branding. Esta política de “gerundios anglosajones” provocó en el consumidor una actitud de compra o adquisición de bienes favorable a la imagen de marca frente a la calidad del producto o el precio. En el siglo pasado las marcas estaban presentes por todos lados. Se cosían en todas las prendas textiles y hoy sólo proliferan en la vestimenta de los deportistas de élite y ya no están tan de moda.

Pues bien, ya hemos entrado en el s. XXI y ahora, descaradamente, la propuesta de beneficio publicitaria al consumidor es el precio, los descuentos especiales o las promociones, olvidándose de la marca del fabricante salvo en honrosas ocasiones.

¿Y qué está pasando en el capítulo de la igualdad respecto al sexo? Pues que la mujer continúa su camino hacia la igualdad respecto al hombre, pero en el trayecto sigue habiendo muchas dificultades pues continúa pesando la cultura machista, que antes he apuntado, tanto en los hombres como en las mismas mujeres.

Todavía estamos lejos de la igualdad absoluta y nuestra sociedad sigue despilfarrando el talento femenino…No es la mujer la que gana terreno al hombre sino que es el hombre quien, día a día, se aproxima a la mujer.

El día 3 de Mayo, en La Vanguardia, mi amiga Pilar Rahola escribió un artículo titulado “Culos ilustres”. Pilar es muy inteligente y decía textualmente: “Hace dos días y medio estábamos en el mundo de Bernarda Alba, hace dos no podíamos votar, hace uno y medio no podíamos divorciarnos, y ayer mismo aún no teníamos una ley que castigara la violencia de género. El largo camino de siglos que la mujer ha recorrido hasta conseguir el derecho a decidir libremente ha culminado con leyes igualitarias, pero no se ha consolidado aún en el subconsciente social”.

Tiene razón, todavía estamos lejos de la igualdad absoluta y nuestra sociedad sigue despilfarrando el talento femenino. No es que haya una falta de reconocimiento del nivel cerebral de las mujeres. El problema sigue siendo cultural pues la sociedad sabe perfectamente el valor de la fuerza laboral del sexo femenino. Por mucho que se acepte la igualdad de oportunidades, entre sexos todavía persiste un handicap que sólo se solucionará si hay una reforma en la cultura. Como decía Jean Jacques Rousseau: “es necesario educar a los educadores”. Caso contrario estaremos perdiendo la mitad del talento intelectual de nuestra sociedad.

*Fernando Martorell es Licenciado en Ciencias Económicas, Técnico Publicitario, Fundador del Collegi de Publicitaris i RRPP, Expresidente del RCD Espanyol, Presidente de Slogan Group.

También te pueden interesar…

Artículo anterior`Encuentros en la Biblioteca´
Artículo siguienteMadrid 2016: Ya se han ido, el sueño continúa