El Santander se queda con una entidad británica en crisis

125

El Banco Santander español anunció este lunes que se quedará con las 200 sucursales y las cuentas de los clientes del banco británico Bradford & Bingley (B&B) en dificultades, a través de su entidad bancaria Abbey.

"Las cuentas de la clientela y la red de sucursales serán asumidas por Abbey, los detalles se conocerán más adelante", indicó la noche del domingo al lunes un portavoz del Santander, dueño también del banco británico Abbey.

Según la prensa dominical británica, el Gobierno debería anunciar asimismo que nacionaliza los 50.000 millones de libras de activos de B&B (63.500 millones de euros), incluidos más de 41.000 millones de libras (52.000 millones de euros) de préstamos inmobiliarios.

El Banco Santander, propietario de Abbey desde 2004, acaba de comprar el banco británico Alliance & Leicester por 1.330 millones de libras y una inyección de mil millones de libras en el capital. La operación será definitiva el 10 de octubre.

Con el acuerdo anunciado este domingo, el Santander recuperaría además los 2,5 millones de clientes de B&B y los 22.200 millones de libras que tienen depositados en la entidad bancaria británica.

La BBC indicó que los créditos inmobiliarios retomados por el Gobierno podrían ser traspasados a Northern Rock, primera víctima de la crisis crediticia en el país en septiembre de 2007, y nacionalizado en febrero.

Santander, poco afectada por la crisis crediticia, hace gala actualmente de un formidable apetito adquisitivo, en un momento de gran tensión en el que los activos bancarios se malvenden y donde la llegada de un comprador se recibe en general con los brazos abiertos.

El grupo español, que el año pasado participó en el desmantelamiento del holandés ABN Amro, junto al belga Fortis, nacionalizado este domingo a su vez, y el Royal Bank of Scotland, fue mencionado la semana pasada entre los bancos interesados por Wachovia, el cuarto banco estadounidense, junto con otras dos entidades norteamericanas, Wells Fargo y Citigroup.

El Santander perdió este mes su pugna con el Deutsche Bank para la compra de entre el 50 y 100% de Postbank, otra entidad alemana.