El licopeno en el Ketchup protege la piel del sol

390

 

El consumo del tomate y sus derivados, entre los que se encuentra el Ketchup, gracias al efecto beneficioso que tiene el licopeno -carotenoide naturalmente presente en los tomates y derivados-, tiene un efecto protector de la piel frente a la radiación solar. Un compendio de los últimos trabajos de investigación en las áreas de dermatología y nutrición realizados sobre este tema, así lo demuestran.

Esta recopilación desprende tres conclusiones fundamentales:

  • La relación entre la dieta y la calidad de la piel
  • La actuación antioxidante de los carotenoides protege la piel del envejecimiento
  • Dentro de dichos carotenoides, el licopeno, compuesto presente de forma importante en el tomate y por tanto en el Ketchup, es el responsable de la acción preventiva del daño solar.

De entre los distintos carotenoides, el licopeno, compuesto presente de forma importante en el tomate y sus derivados como es el Ketchup es el responsable de la acción preventiva del daño solar.

La dieta, clave en la calidad de la piel

La primera de dichas investigaciones, realizadas por el Departamento de Dermatología del JSS Medical College, de India, concluye que la calidad de la piel depende en gran medida de la composición de la dieta y, por tanto, es importante el papel de los alimentos en la prevención de trastornos en la piel.

Este grupo ha revisado las distintas enfermedades de la piel debidas a deficiencias nutricionales, el papel de la dieta en la inmunidad de la piel así como el papel de los antioxidantes y otros suplementos en la salud de la piel.

Los carotenoides, fundamentales en la dieta

De los distintos componentes de la dieta, los carotenoides tienen un papel clave en el estado de salud de la piel. La radiación ultravioleta produce la acumulación de radicales libres a nivel de la piel causantes de la oxidación de los lípidos y la formación de arrugas y flacidez. La actividad antioxidante de los componentes de la dieta es debida en gran medida a la presencia de carotenoides, es por ello que la ingesta de alimentos ricos en carotenoides es una estrategia muy útil para proteger la piel del fotoenvejecimiento.

Estas son las conclusiones del estudio recientemente publicado por investigadores del Departamento de Ciencias de los Alimentos (Institute of Health Biosciences, University of Tokushima Graduate School, Tokushima, Japan)

El licopeno, uno de los responsables de la prevención del daño solar

De entre los distintos carotenoides, el licopeno, compuesto presente de forma importante en el tomate y sus derivados como es el Ketchup es el responsable de la acción preventiva del daño solar.

Diversos estudios epidemiológicos relacionan  el licopeno con un efecto protector contra la radiación ultravioleta y por consiguiente del eritema inducido. Según los resultados del último ensayo clínico realizado por el grupo de investigación del Departamento de Dermatología de la Universidad de Manchester (Reino Unido) el licopeno presente de forma natural en el tomate y por consiguiente en sus derivados protege frente al daño en la piel producido por la radiación solar.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Ciencia y salud en nuestra ZONA ECO/CIENCIA/TIC?

Artículo anteriorAsunción Valdés, Prensa Ibérica
Artículo siguienteLorenzo Amor: ¨el drama que viven los autónomos y las pequeñas empresas¨