El ego: ¿Manejarlo o desecharlo?

339

“Cuando creíste lograrlo, perdiste. Tu ego siempre ganará la partida”. Fue esta afirmación la que hizo a Fabiana Andrea  Mendez replantearse las cosas. Por entonces ella venía de varios intentos por limitar su ego, con lo que entendía muy buenos resultados: había aquietado sus impulsos, mejorado su omnipotencia, construido vínculos más sanos, y puesto el foco en su interior. Al punto de creer, que estaba próxima a lograrlo.

Sin embargo, en un segundo, se desmoronó esa idea. Era tiempo de enfrentar lo difícil que resultaba la convivencia con el ego, algo tan propio y ajeno a la vez.

El ego no es algo propio, es una construcción social, y como tal puede ser fácilmente controlada y manipulada

Definición de ego según la RAE:
1.En el psicoanálisis de Freud, instancia psíquica que se reconoce como yo, parcialmente consciente, que controla la motilidad y media entre los instintos del ello, los ideales del superyó y la realidad del mundo exterior.
2. Exceso de autoestima.

El ego en psicología
Para la Psicología, el ego reviste aquella instancia psíquica en la cual una persona se reconoce como un yo único y toma conciencia de su propia identidad. En este caso el ego, es tomado como el punto de referencia, permitiéndonos un equilibrio entre el mundo que nos rodea, los ideales más elevados que se nos imponen y el mundo más primitivo de nuestros deseos.

El ego es ante todo un reflejo, un reflejo de las expectativas de los demás.
Si fuimos amados, deseados y llamados a ser grandes nuestro ego saldrá fortalecido y si fuimos despreciados, rechazados o maldecidos, nuestro ego saldrá debilitado.

El ego nunca habla de nosotros, son los otros los que hablan a través de él.
El ego, lejos de ser algo propio, es una construcción social, y como tal puede ser fácilmente controlada y manipulada

Ego y autoestima
Para Fabiana Andrea Mendez, el ego no habla de autoestima. Lamentablemente muchas personas creen que un exceso de autoestima es negativo. Nada más lejano a esa creencia: la alta autoestima, en tanto incluye conocimientos, valoraciones, emociones y acciones que determinan nuestra manera de ser, estar y hacer; siempre es beneficiosa.

Controlar el ego o deshacerse de él
Luchar contra el ego es algo absurdo, es luchar contra algo que nos pertenece. Deberíamos profundizar en él, educarlo y trascenderlo para llegar a un conocimiento de lo que realmente somos.

Luchar contra el ego es algo absurdo, es luchar contra algo que nos pertenece. Deberíamos profundizar en él, educarlo y trascenderlo para llegar a un conocimiento de lo que realmente somos.

En este punto, el profesor P. Krishna propone un giro importante en el tema: ¿Existe realmente el ego como una realidad en la naturaleza,  o es una ilusión en el sentido de que es meramente una creación de nuestra propia imaginación? De la respuesta a esta pregunta, dependerá lo que queramos hacer con él.

Si el ego es algo que realmente existe en la naturaleza, entonces debemos aprender a lidiar con él y los problemas que crea.

Lo que estamos explorando aquí es algo completamente diferente. Estamos explorando si es posible disolver el ego, a través del entendimiento del proceso que lo forma, para que no tengas que manejarlo. Así la libertad es algo totalmente diferente del manejo del ego, o el refinamiento del ego.

En un momento donde tanto se habla de la violencia social, la autora siente importante poner el foco en lo individual: Asociar el ego a un conflicto interno responsable de acciones y reacciones violentas;  es un buen modo de hacerlo.

En este contexto, el camino para librarnos del ego, transita en un re-aprendizaje continuo; más aún, si decidimos rechazar la tentación de educarlo o domesticarlo.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Proyecto yo en nuestra ZONA VIDA PERSONAL?