El arte de la vida

114

El pensador de la modernidad líquida ofrece una brillante descripción de las condiciones en las que elegimos cómo queremos vivir. En nuestra sociedad individualizada todos somos artistas de la vida. Y esto es así nos guste o no. Esta sociedad espera de nosotros que dediquemos nuestros recursos y capacidades a dar sentido y dirección a nuestras vidas, aunque para ello no tengamos las herramientas y materiales de los que sí disponen los artistas para concebir y ejecutar su obra. Y somos alabados o censurados en función de los resultado que obtenemos, por aquello que alcanzamos y perdimos.

Nuestra sociedad líquida moderna nos induce a creer que el objetivo del arte de vivir debe y puede ser la felicidad, aunque no esté muy claro en qué consiste tal cosa. En esta nueva obra, Zygmunt Bauman -uno de los pensadores sociales más originales e influyentes de la actualidad- no pretende enseñarnos el arte de vivir, pues el proyecto de vida y la forma en que cada uno intenta llevarlo a cabo son una responsabilidad y un logro individual. El arte de la vida es un estudio sobre las maneras en que nuestra sociedad, la sociedad líquida e individualizada de consumidores, influye la manera en que construimos y narramos nuestras trayectorias vitales.

Zygmunt Bauman es uno de los pensadores más influyentes del siglo XX. Catedrático emérito de Sociología en las Universidades de Leeds y Varsovia. Es autor de La ambivalencia de la modernidad y otras conversaciones, La cultura como praxis, Vidas desperdiciadas, Vida líquida y Miedo líquido, todos ellos publicados por Paidós.

Páginas: 176
Precio: 25 €

Artículo anteriorAutónomas con permiso de maternidad
Artículo siguienteLas mujeres de negocios quieren más desafíos