El 73% prefiere que sus jefes sean hombres

322

A la pregunta «¿cuál crees que es el atributo más importante que debe tener un jefe?«, el 42% de los 2.800 sondeados por Trabajando.com respondió que es fundamental que sepa liderar, el 21% señaló que debe inspirar confianza, el 17% que sepa enseñar y transmitir sus conocimientos, el 11% que sepa escuchar y solamente el 9% consideró que debe saber delegar.

«Para los trabajadores es importante que sus jefes sean un real apoyo para ellos, deben ser lo suficientemente motivadores con sus empleados, demostrándoles y trasmitiéndoles tranquilidad y confianza«, advirtió Pablo Molouny, gerente general de Trabajando.com Argentina.

Género, edad y nada en común
El género no es un tema menor cuando de jefes se trata. Tanto es así que el 73% de los trabajadores argentinos prefiere ser comandado por hombres, mientras que un 27% opta por las mujeres.

En cuanto a las relaciones extra laborales con los jefes, un 48% aseguró no tener ningún tema en común fuera del trabajo.

En tanto, al consultarles sobre qué edad preferían que tenga su jefe, el 76% afirmó que le gustaría que su jefe fuera mayor que él, mientras que un 20% quisiera que tuviesen la misma edad y sólo un 4% preferiría que fuese menor.

En cuanto a las relaciones extra laborales con los jefes, un 48% aseguró no tener ningún tema en común fuera del trabajo, un 15% habla del tiempo libre, un 13% conversa sobre deportes, un 12% sobre la familia, un 9% se siente unido con su jefe por la amistad y, finalmente, un 3% encuentra en la política un tema adecuado para tratar con su superior.

Lo peor
Cuando se les preguntó sobre lo que más les molesta de sus jefes, el 61% de los encuestados aseguró que la principal falla es que no lo valoren como empleado, un 19% se quejó de que no lo escuchen, para un 16% lo peor es que levanten la voz, un 3% no concibe que ganen más dinero y el 1% restante no soporta la idea de tener un jefe más joven.

Artículo anteriorMujeres en la cultura: el debate pendiente
Artículo siguienteLaura Seara y el papel de la mujer en la emigración española