El 26,9% de las mujeres hacen su propia declaración de la renta

449

Según un estudio realizado por el Instituto de la Mujer, en comparación con los hombres, el desconocimiento de las mujeres en lo que a la norma fiscal se refiere es mayor: el 55% dice conocerla mal, mientras que el 34,2% que afirma lo contrario. Además, aunque las mujeres recurren más a las administraciones para gestionar su dinero, están menos satisfechas con sus resultados que los hombres.

Este desconocimiento afecta incluso a los impuestos más cercanos a las actividades tradicionalmente relacionadas con las mujeres, como el IVA, cuyo funcionamiento desconoce el 33,8% de las mujeres, frente al 18,7 de los hombres, pero se produce de forma mucho más acusada en los más alejados, como el Impuesto de Sociedades, sobre el que existe un 70,5% de desconocimiento entre mujeres frente al 59,3 de los hombres.

Existe un déficit de ciudadanía de las mujeres en materia fiscal debido a la histórica dedicación domestica.Las mujeres recurren más a las administraciones para gestionar su dinero, sin embargo están menos satisfechas con sus resultados que los hombres. Por otro lado, se muestran menos dispuestas a mentir para obtener un privilegio fiscal, son más favorables a que se usen los fondos públicos para paliar la pobreza, y se manifiestan aún más contrarias que los hombres a que el sistema fiscal favorezca a las personas con más recursos.

También en comparación con los hombres, las mujeres conceptúan en mayor medida el pago de impuestos como una mera obligación legal (30,8% de respuestas, frente al 23,3% de ellos) que como un deber cívico. Respecto al fraude fiscal, presentan 2,6 puntos porcentuales más de rechazo que los hombres.

A la hora de hacer la declaración de la renta, el 26,9 % de las mujeres lo hacen ellas mismas, frente al 34,2% de los hombres.

Ambos sexos entienden el sistema fiscal como injusto, argumentando que los que más deberían pagar, no pagan lo que deben.

Hombres y mujeres están de acuerdo en otros puntos como que el sanitario es el mejor servicio público, y la administración de justicia el peor, también en la oposición a la bajada de impuestos si afectase a la prestación de servicios públicos, en especial de carácter social, aunque las mujeres se muestran más opuestas a posibles subidas en los tributos.

Al margen de la comparación entre sexos, la encuesta muestra una relación de directa proporcionalidad entre el conocimiento de las normas fiscales y la conciencia fiscal mostrada por cada encuestado/a.

Finalmente, el estudio concluye que existe un déficit de ciudadanía de las mujeres en materia fiscal, y que este es consecuencia de su histórica dedicación exclusiva a la esfera doméstica, que resulta más acusada en las de más edad, alejándose de la pública y, por tanto, del conocimiento y valoración de los bienes públicos.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Masculinidad/Tendencias en nuestra ZONA VIDA PERSONAL?

Artículo anteriorIndra: una empresa comprometida con la igualdad
Artículo siguienteLiteratura femenina: las gafas adecuadas