Eficiencia femenina vs. desidia empresarial

159

A las empresas les preocupa la equidad de género. Al menos eso es lo que revelan los resultados de ‘Moving women to the top’, un estudio de McKinsey Global Survey. Sin embargo, no hacen nada por cambiar la situación.

Y es que más del 30% de las compañías encuestadas afirmaron que la igualdad entre hombres y mujeres no está entre las cuestiones de su agenda. Este dato demuestra que la igualdad de género no está todavía en el lugar que se merece. Esto lo corrobora el hecho de que sólo el 28% de las empresas peguntadas respondieron que la igualdad se encuentra entre los diez primeros puntos de su lista.

Dentro de ese grupo que le concede una verdadera importancia a la igualdad y, en concreto entre las empresas que la sitúan entre sus tres primeros objetivos, casi el 90% afirma que las mujeres ocupan entre un 15 y un 20% en los niveles ejecutivos.

Para el 65% de los encuestados, los beneficios de aquellos que lograron reducir la desigualdad de género fueron impactantes.Y es que para el 65% de los encuestados, los beneficios de aquellos que lograron reducir la desigualdad de género fueron impactantes, pues han visto cómo su compañía continúa alcanzando metas financieras aun en época de crisis económica.

Pero, ¿qué tipo de empresas son las que más se preocupan por lograr la equidad? Según se desprende del estudio, frente a las pequeñas empresas, son las grandes compañías las que conceden mayor importancia a este asunto, Mientras las grandes lo hacen en un 50%, las pymes no pasan del 15%.

De las mayores aportaciones de las mujeres a las compañías, las empresas encuestadas (43%) dicen que una dinámica de trabajo más flexible. A esta característica le sigue el fomento de la conciliación de la vida familiar y laboral, así como programas para incentivar la creación de redes femeninas y modelos a seguir.

¿Qué papel corresponde al CEO?
Según el estudio, son tres los principales aspectos que relacionan al CEO o presidente ejecutivo de la compañía con el fomento de la diversidad de género: los programas o iniciativas de desarrollo de habilidades dirigidas específicamente a las mujeres, el control visible y su capacidad para orientar a las mujeres jóvenes.

Sin embargo, una de esas tres funciones hace aguas, pues el peor obstáculo con que se topan las compañías es precisamente la falta de seguimiento de los programas por parte de los presidentes ejecutivos. Sólo 18% de los encuestados respondieron que el ápice estratégico y la alta gerencia dan seguimiento visible a estos esfuerzos. ¿Se trata una vez más de la pescadilla que se muerde la cola?

Diferencias geográficas
Además del tamaño de la compañía, también influye el aspecto geográfico, el lugar donde se halle la empresa. Teniendo en cuenta estas premisas, son las empresas de la zona de Asia-Pacífico las que mostraron mayor preocupación por la diversidad de género (35%). En contraste, América Latina se sitúa como el área con menor interés al respecto: solo el 21% de los encuestados sitúan la igualdad de género entre los 10 primeros puntos de su agenda. Por su parte, Europa y Norteamérica se encuentran en la media, con 27 y 28% respectivamente.

También te puede interesar…

¿Ya has visitado Directivas y Empresarias en nuestra ZONA MUJERES?

Artículo anteriorCómo se acumula la grasa en nuestro cuerpo
Artículo siguienteAltos mandos al banquillo: 38% suspendidos por sus equipos