Economía Social: Ideal para romper con el techo de cristal

428

Un estudio sobre el techo de cristal pone de manifiesto la diferencia entre hombres y mujeres a la hora de aspirar a grandes puestos en las empresas de Economía Social. Recomendaciones para terminar con este obstáculo.

CEPES Andalucía, con la colaboración de la Dirección General de Economía Social y Emprendedores de la consejería de Economía, Innovación y Ciencia han coordinado un estudio cuyo objetivo es el de analizar el fenómeno de techo de cristal en las empresas de Economía Social y estudiar las formas de gestión de hombres y mujeres en este sector con la finalidad de definir recomendaciones destinadas a establecer un modelo equitativo de gestión empresarial.

Las fórmulas jurídicas de Economía Social facilitan que las mujeres accedan y promocionen a puestos de responsabilidad.Una de las conclusiones de este estudio ha sido que las fórmulas jurídicas de Economía Social facilitan que las mujeres accedan y promocionen a puestos de responsabilidad y, que desde estos puestos, definan un modelo de gestión en el que la empresa se entiende como un espacio donde se conjuga lo personal, lo social y lo empresarial.

Según el estudio, la mujer encuentra en los principios y valores de la Economía Social el medio idóneo para desarrollar un modelo de gestión empresarial más acorde con una visión femenina, al tiempo que supone una base para su intervención en el ámbito público y en las actividades políticas.

También se puso de manifiesto la necesidad de romper con los arquetipos de género que vinculan a las mujeres con el espacio doméstico. Evidencia que las exigencias laborales en los cargos de responsabilidad son elementos creadores de techos de cristal y demuestra que existen estrategias diferentes para la promoción a puestos de responsabilidad en función del sexo.

Recomendaciones
Además el documento ofrece una serie de consejos para eliminar ese techo de cristal en las empresas, impulsar a las mujeres a los puestos de dirección y establecer un modelo equitativo de gestión dentro de la Economía Social.

Destaca entre las propuestas la necesidad de visibilizar y consolidar como referente social el trabajo y el modelo de la mujer empresaria consolidada; potenciar la construcción colectiva de un modelo de gestión empresarial que tenga en cuenta las características diferenciales de las mujeres; fomentar la participación activa de los hombres en el trabajo reproductivo; incorporar a la vida de las empresas la maternidad y la paternidad de las personas que trabajan en ellas; fomentar la diversidad de sexo en las empresas; y tener en cuenta el trabajo reproductivo en la definición del puesto de trabajo en los cargos de responsabilidad.

El estudio ha tratado de identificar los rasgos y elementos que han facilitado la incorporación de las mujeres en altos cargos de las Economía Social en Andalucía, así como los costes personales que esto ha supuesto.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Igualdad de género en nuestra ZONA SOCIEDAD?

Artículo anteriorTe corresponde, nos corresponde
Artículo siguienteSOGEPIMA consigue el sello Madrid Excelente