Directivos: El sentido común y el compromiso de los empleados

155

Normal 0 21 false false false ES-AR X-NONE X-NONE

La autonomía, la orientación y la retroalimentación son los principales puntos que las empresas deben tener en cuenta para fomentar el compromiso social entre los trabajadores. Y se sabe que son los directivos quienes pueden hacer mucho por lograrlo. ¿Cómo? ¡Apelando al sentido común!

El hecho de que un trabajador cumpla con sus horarios y con sus tareas de todos los días no significa que esté comprometido con su trabajo, sino, simplemente, que obedece unos reglamentos que le son impuestos una vez entra a formar parte de una organización y, tal vez, porque lo necesita. El Chartered Institute of Personnel and Development (CIPD) ha elaborado un estudio sobre Gestión de competencias para la mejora de la participación del empleados.

El sentido común es la mejor herramienta para reforzar el compromiso del trabajador con la empresa y aumentar su productividad.El cumplir con las reglas no es garantía de buenos resultados ni equivale a que el empleado esté dando todo de sí mismo. Eso sólo lo da cuando existen unas condiciones que lo motivan y que lo hacen sentirse comprometido con sus labores.  Pero, ¿cuáles son esas condiciones? ¿Cómo pueden las organizaciones fomentar el compromiso de su personal para que cada integrante esté dispuesto a hacer mayores esfuerzos por su trabajo?

El rol de los directivos
Según Ben Willmott, alto asesor de políticas públicas del CIPD: "El papel central de los directivos en el fomento del desempeño individual y organizacional es bien reconocido. Sin embargo, los directivos necesitan una orientación más específica, probada y comprobada, sobre aquello que pueden hacer en su día a día para desempeñar bien este papel clave. Nuestra investigación está diseñada para llenar ese vacío".

En la investigación del CIPD, se preguntó a los empleados participantes qué comportamientos de la dirección les proporcionaban apoyo a la hora de enfocarse en lo que ellos hacían, de sentirse bien con ellos mismos en el papel que desempeñaban, y de actuar de manera que demostrara su compromiso con los valores y los objetivos de la organización.

De acuerdo con sus respuestas, las competencias de gestión que más pueden brindarle apoyo al compromiso de los empleados son la revisión y la orientación; la retroalimentación, los elogios y el reconocimiento; la autonomía y el empoderamiento; y el nivel de interés que el directivo muestre en el trabajador como individuo.

Sentido común
Muchas veces lo que necesitan empezar a hacer una empresa no consiste en estrategias muy elaboradas, sino en acciones de sentido común que pueden corregir desviaciones que estén causando problemas.

En este caso, las competencias empresariales mencionadas por los empleados participantes en la investigación podrían parecer demasiado sencillas y obvias, pero, en palabras de Willmott, "es precisamente esa clase de sentido común hablado de manera clara lo que necesitan los directivos. Nuestros hallazgos arrojan luz sobre lo que los directivos pueden hacer realmente en el día a día para asegurarse de que sus empleados hagan un mayor esfuerzo".
El sentido común es la clave para aumentar el compromiso de los trabajadores, mejorar su bienestar en la empresa y de esa manera ganar también en productividad.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Mujeres en Consejos en nuestra ZONA MUJERES?