Dilma Rousseff busca inversiones en China

257

La presidenta del Brasil, Dilma Rousseff, inició su gira por China donde fue recibida con todos los honores. Además de reunirse con su par Hu Jintao y de participar de una reunión del grupo de países que integran el BRIC, participará de una reunión con el sector empresario. Cuáles son las inversiones que busca.

"China es un socio estratégico en todos los campos y las relaciones bilaterales, basadas en la reciprocidad, permitirán a los dos países lograr beneficios mutuos en los sectores estratégicos", aseguró al aterrizar. China es el segundo inversor extranjero en su país. Por eso, en la agenda de la mandataria se fijó la asistencia a un seminario de empresarios chinos y brasileños acompañada por Wang Qishan, viceprimer ministro chino. A Rousseff la acompaña una comitiva de alrededor de 250 empresarios, interesados en ampliar los vínculos económicos, sobre todo, el comercio, incluido un mayor acceso para productos brasileños al mercado de la segunda economía del mundo.

Rousseff pretende que el gigante asiático invierta en el asentamiento de industrias, que generen valor agregado local.  Además, estará presente en la III Reunión de Líderes del Grupo BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) y en la reunión anual del Foro Boao para Asia, que se celebrará en la provincia insular de Hainan, en el sur del país.

Acuerdos millonarios
Los dos países firmaron convenios para impulsar la cooperación en áreas que van desde la energía a la agricultura. Entre ellos, se destacan los convenios firmados para reforzar la cooperación tecnológica petrolera y aeronáutica, como la venta de 35 aviones de Embraer a dos aerolíneas chinas. Fuentes de la delegación brasileña advirtieron que el precio promedio de la inversión es de unos $40 millones de dólares.

Contexto
China es una de las naciones aliadas del Brasil: es el segundo inversor extranjero, luego de Estados Unidos. Brasil pretende que China no solamente compre tierras para expandir su producción de soja, ni tampoco le alcanza con la compra de manufacturas nacionales. Según varios analistas, Rousseff pretende que el gigante asiático invierta en el asentamiento de industrias, que generen valor agregado local. Además de acuerdos estratégicos en materia de producción de energía.

La incógnita
¿Condenará, como hizo con Irán, las prácticas de lapidación de las mujeres?

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Políticas y funcionarias en nuestra ZONA MUJERES?     

Artículo anteriorEl placer de comer por gusto
Artículo siguienteLa declaración de la renta más sencilla