Día Internacional de la Niña, por los derechos de las mujeres del futuro

La fecha fue establecida por la ONU en 2012 con el objetivo de dar apoyo a todas las niñas del mundo en defensa de sus derechos y concienciar a la población sobre los desafíos que las niñas enfrentan solo por su género.

 

Cada 11 de octubre se conmemora el Día Internacional de la Niña, una fecha que fue establecida por la ONU en 2012 con el objetivo de dar apoyo a todas las niñas del mundo en defensa de sus derechos. Además, busca concienciar a la población sobre los desafíos que las niñas enfrentan solo por su género.

Este año, el lema establecido por la ONU es «Ha llegado nuestro momento: nuestros derechos, nuestro futuro».

Tal como remarcan desde la entidad, en estos últimos diez años, los gobiernos, los responsables políticos y el público en general han trabajado para crear más oportunidades para que las niñas puedan ser escuchadas en la escena mundial.

Sin embargo, las inversiones en tema de los derechos de las niñas siguen siendo limitadas y éstas siguen enfrentándose a un sinfín de dificultades para desarrollar todo su potencial; todo ello agravado por las crisis concurrentes del cambio climático, el COVID-19 y los conflictos humanitarios.

Las niñas de todo el mundo siguen enfrentándose a retos sin precedentes en lo que respecta a su educación, bienestar físico y mental, y la protección necesaria para una vida libre de violencia.

¿Cómo pretende la ONU Mujeres cambiar esta realidad?

Cada año, en el marco de esta celebración ONU Mujeres trata de impulsar un conjunto de medidas que logre equilibrar la balanza en cuanto a la igualdad de género. Algunas de estas medidas son las siguientes:

  1. Cambiar los estereotipos de género: No solo para que las niñas cuenten con las mismas oportunidades que los varones, sino también, para romper con posturas arcaicas que impiden el progreso humano.
  2. Mejorar la calidad de la educación: Con el objetivo de brindar mayor oportunidad de desarrollo para las niñas y prepararlas tanto para la vida profesional como familiar.
  3. Aumentar la cantidad de niñas en el área de ciencias: Muchas veces las niñas son excluidas en las materias científicas porque se les considera inferiores. Deben abrirse nuevas oportunidades que les permitan desarrollarse en todas las áreas del saber, como matemática, ciencia, tecnología e ingeniería. En relación a esto, el 11 de febrero se celebra el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia.
  4. Ayudarlas en la transición de la escuela al trabajo: En un alto porcentaje las niñas no ingresan en las universidades, así que suelen dar el salto de la escuela al mundo laboral. Lo ideal es brindarle todo el apoyo y la orientación vocacional necesaria para que se dediquen a algo que realmente les apasione y para lo que sean aptas.
  5. Facilitar el emprendimiento femenino: En todos los países se deben aplicar programas que ayuden a las mujeres a alcanzar sus sueños y emprendimientos desde una temprana edad.
Maneras de colaborar 
  • Compartir historias de interés humano, blogs y vídeos de niñas que estén cambiando las cosas, y de las redes y organizaciones inspiradoras que están dotando de recursos a las niñas —promoviendo así que las niñas lideren— y afianzando los servicios para las niñas.
  • Implicar a los funcionarios gubernamentales, a los responsables políticos y a las partes interesadas para que realicen inversiones más específicas que aborden las desigualdades que sufren las niñas, especialmente en el acceso a los servicios de salud mental y apoyo psicosocial para poder afrontar los conflictos, la migración forzada, los desastres naturales y los efectos del cambio climático.
  • Involucrar a mujeres influyentes en todos los sectores para que se conviertan en la cara del cambio que queremos que las niñas vean como posible. Los modelos de conducta dicen más que mil palabras. Es necesario cambiar la conversación global y la percepción pública de las niñas líderes.
  • Amplificar el compromiso para sensibilizar, y abordar, sobre los factores que hacen que las niñas de cada país y región no puedan seguir avanzando.

A este ritmo, alcanzar la igualdad de género puede llevar cerca de tres siglos

Artículo anteriorBemypartner nombra a Ester García como Directora de su oficina de Madrid
Artículo siguienteDiez consejos para tratar con un superior tóxico