Decálogo para una espalda sana

En España, a los 15 años, más del 50% de los niños y casi el 70% de las niñas ha padecido alguna vez en su vida dolor de espalda. Asimismo, tener dolor de espalda en la infancia aumenta el riesgo de sufrirlo de manera crónica al ser adulto y padecer limitaciones durante el resto de la vida.

Diversos estudios han demostrado que factores como el excesivo peso del material escolar, la manera de transportarlo, y la práctica de deporte a nivel competitivo, se asocian a un mayor riesgo de padecer esas dolencias, mientras que practicar ejercicio de manera regular y evitar el reposo en cama en caso de dolor, las previenen y mejoran su evolución.

Diversos estudios han demostrado que factores como el excesivo peso del material escolar, la manera de transportarlo, y la práctica de deporte a nivel competitivo, se asocian a un mayor riesgo de padecer dolor de espalda.Como la incidencia de estas dolencias aumenta a partir de los 10 años, las campañas de prevención deben enfocarse a los escolares de menor edad. A través de la edición del cuento ‘El lumbago de Juan’, destinado a los niños de entre 6 y 8 años, los escolares podrán conocer de una manera sencilla y divertida qué deben hacer para no sufrir dolencias de espalda y, si las padecen, acelerar su recuperación.



La edición de este cuento se enmarca en la campaña de prevención de las dolencias de la espalda de 2010 que impulsan al inicio del curso escolar la Fundación Kovacs y la Organización Médica Colegial (OMC) para reducir la incidencia e impacto de esas dolencias.

1. Mantente activo y evita estar todo el día sentado. De lo contrario, perderás fuerza en la musculatura de la espalda y aumentará el riesgo de que te duela.

2. Haz ejercicio habitualmente: la natación, correr o ir en bici te pondrán en buena forma física. Cualquier ejercicio es mejor que ninguno.

3. Calienta tus músculos antes de hacer ejercicio y estíralos al terminar. Si compites en algún deporte, sigue escrupulosamente los consejos de tu entrenador para evitar tener problemas de espalda.

4. Cuando tengas que estar sentado:

a) Hazlo lo más atrás posible en la silla y mantén el respaldo recto.
b) Mantén la espalda relativamente recta y los brazos o codos apoyados.
c) Cambia de postura frecuentemente e intenta levantarte cada 45-60 minutos.
d) Si el mobiliario escolar te impide sentarte correctamente, díselo a tu profesor.

5. Cuando uses el ordenador, coloca la pantalla frente a tus ojos y a la altura de tu cabeza.

6. Si la espalda te molesta en la cama, díselo a tus padres.

7. Para transportar el material escolar:

a) Utiliza la cabeza en vez de la espalda: intenta transportar el menor peso posible y deja en casa (o en las taquillas del colegio o instituto), todo aquello que no vayas a necesitar.
b) Utiliza un transporte con ruedas y de altura regulable.
c) Si no, usa una mochila de tirantes anchos y pásalos por ambos
hombros. Lleva la mochila tan pegada al cuerpo como puedas.
d) Evita cargar más del 10% de tu propio peso.

8. No fumes. No lo necesitas y, además de envenenar tu salud, también aumenta el riesgo de que te duela la espalda.

9. Si te duele la espalda, intenta no dejar de hacer tus actividades habituales; evita sólo aquello que realmente aumente el dolor. Es muy probable que no tengas nada grave y sólo se deba a que tus músculos
no están trabajando bien. Evita el reposo, lleva una vida lo más normal posible y mantente tan activo como puedas para que vuelvan a funcionar correctamente.

10. Si te duele la espalda, díselo a tus padres y consultad al médico sin perder tiempo; cuanto antes se tomen las medidas necesarias, mejor.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Psique/Sexualidad/Pareja en nuestra ZONA VIDA PERSONAL?

Artículo anteriorUniversidad: Ante la crisis, mejor estudiar
Artículo siguienteEn busca de lo que añores