De Marruecos a España

221

«Mi sueño se ha cumplido, aunque he tenido que pagar un alto precio por él, ya que dejé mi familia, mi tierra, mi cultura…Tenía una deuda con ellos y mandaba dinero a mis padres, ahora me he convertido en un símbolo para toda mi familia». Son palabras sentidas por Samira que muy joven abandonó la casa de sus padres tras ver en el telediario unas chicas que salían de un gran almacén en Madrid y decirse a sí misma que ella quería triunfar en la vida. «Con 100.000 pesetas llegué sola a Madrid y empecé a trabajar en varios trabajos esporádicos, hasta que conseguí mi primer puesto en una empresa».

Dentro del mercado de las tecnologías de la información, uno de los sectores en el que Samira Briguech se desenvuelve con total solvencia, existen «muchísimas mujeres empresarias y directivas y cada vez vamos creciendo más». Es lo que opina la creadora de las empresas Samira & Sineb, Target Consulting y Casablanca 10, quien abandonó Marruecos y la casa de sus padres con el afán de triunfar. Para ella, el mundo empresarial «ya no es una parcela sólo para hombres».

Esta melillense, de Rif -«pueblo pobre, humilde, guerrero», como ella misma lo define-, está casada y tiene un hijo, habla cinco idiomas, es Diplomada en Análisis Clínico y experta en Marketing Directo e investigación de mercado de tecnologías de la información.

Al comparar la situación de la mujer española en puestos directivos con respecto a Europa y Estados Unidos, Samira Briguech no duda que «en España no estamos tan avanzados en este aspecto. Cuando voy a una feria en Europa o en Estados Unidos veo muchísimas más mujeres que cuando lo hago en Madrid». Sin embargo, estima que en España, durante los últimos años «ha habido cambios significativos en las grandes empresas, que se han dado cuenta de las enormes cualidades que tienen las mujeres para dirigir organizaciones y, poco a poco, se van sumando más»; pese a esto, reclama que «a estas alturas de nuestra historia debería haber muchas más mujeres en puestos de alta responsabilidad».

Acerca de la manera en que su condición femenina ha dificultado de algún modo su carrera profesional, Briguech aclara que alcanzó el puesto de Directora de Servicios de la multinacional Harte Hanks «gracias a los números», de manera que no le costó más que a un hombre este éxito, «pero como veía que no podía crecer más, opté por abandonar la empresa». «Con mi empresa» prosigue, «ha sido diferente porque desde el primer momento he sido la empresaria». Samira afirma que «los empleados de la compañía han respondido razonablemente bien, aunque hace unos años cuando empecé se crearon algunas situaciones de tensión con empleados de sexo masculino, sobre todo los que eran mayores que yo en edad». Ante estas situaciones complicadas, realizó «esfuerzos tremendos para manejar las situaciones con mano izquierda y diálogo».

En 1995, tras realizar varios trabajos en los meses de verano «y obtener 1.400.000 pesetas», la premiada Joven Empresaria del Año se aventuró en la creación de Samira & Sineb Consultores. Así lo recuerda ella: «había muy pocas personas especializadas en Marketing Directo y que tuvieran idea sobre tecnologías de la información, ¿por qué no crear una empresa?», se preguntó. Dicho y hecho: Samira comenzó a trabajar desde su propia casa con la premisa de dotarse de las últimas innovaciones tecnológicas -fue una de las primeras pymes españolas en tener e-mail, telefonía móvil y página web-, «incluso antes que algunas multinacionales tecnológicas con sede en España».

Para compensar la escasez de recursos con que contaba al inicio de su andadura, Samira Briguech trabajó «incansablemente durante dos años una media de sesenta horas a la semana». Su tesón dio frutos y, con sólo veintinueve años, consiguió que las empresas le escucharan y poco a poco respetaran su juventud como consultor de marketing de tecnología, hasta conseguir ser consultor estratégico de las compañías tecnológicas más importantes de España. Como ella dice «había un hueco importante para mí en el mercado y estaba dispuesta a cubrirlo».

Además de Samira & Sineb, la Joven Empresaria del Año 2004 (Fedepe) ha constituido las compañías Target Consulting, empresa de formación y comercial de soluciones y productos de tecnologías de la información, y Casablanca 10, dedicada al comercio de productos de decoración y complementos de todo el mundo. Asimismo, Samira Briguech ha sido galardonada con el Premio Emprendedor de la Comunidad de Madrid, en 1998 y resultó finalista del galardón «Emprendedores Hoy, Líderes Mañana», organizado por el IESE, Jaguar Hispania y la revista Actualidad Económica en el año 2002.

Artículo anteriorLa Internacionalización de la Empresa Familiar
Artículo siguienteUna madre decidida a mandar