Controla las tic o acabarás mal

101

Las tecnologías son fantásticas, pero como todo, tienen su lado malo. El uso indiscriminado puede producir sordera, tendinitis, bursitis, dolores de espalda y cuello. ¿Y tú, ya te has dado cuenta?

Dolor en muñecas y codos, fatiga visual, deficiencias auditivas… El uso de las nuevas tecnologías facilita la vida diaria, pero también puede perjudicar la salud del usuario si no sigue unas pautas marcadas por el sentido común y la ergonomía. La fórmula para disfrutar de una manera saludable de las bondades que ofrecen los más sofisticados artilugios pasa por un uso racional y apropiado.

Mensajes saludables

* El uso continuado del teléfono móvil puede causar síndrome del túnel carpiano (dolor que abarca desde el antebrazo hasta la mano), bursitis en la muñeca, el antebrazo, el codo o el hombro y/o tendinitis (inflamación de un tendón).

* Si padece un persistente dolor en la nuca o en el dedo pulgar es posible que pase demasiadas horas escribiendo mensajes en su móvil o pendiente de la pantalla.

* Sostener el teléfono móvil demasiado bajo puede generar sobrecargas musculares en el brazo y en el cuello, y si habla durante un largo tiempo en la misma postura el dolor se extenderá al codo.

* Con el fin de prevenir dolores musculares o posibles lesiones, siempre que utilice un teléfono móvil u otro dispositivo similar con pantalla, sosténgalo a la altura de los ojos y evite inclinar la cabeza hacia abajo más de diez minutos seguidos.

* Para evitar el dolor que puede generar la escritura continuada de SMS, evite permanecer en la misma posición durante largos periodos, y mantenga los brazos con una inclinación de 90 grados.

* Cuando escriba SMS o correos electrónicos use los dos dedos pulgares, y si el mensaje es largo haga una pausa para no sobrecargar el mismo dedo ni el resto de la extremidad superior.

Portabilidad sin riesgos

* Si pasa su jornada laboral frente a un portátil, tiene mayor riesgo de sufrir lesiones que si usara uno de sobremesa.

* Aunque no sea del todo consciente, las dimensiones del portátil, el tamaño de las teclas y el peso del equipo le obligan a adoptar posiciones y pesos no naturales para el cuerpo si lo usa frecuentemente en movilidad.

* Con los equipos de sobremesa, para mantener la espalda recta y no incurrir en ninguna mala postura la parte superior del monitor debe estar a la altura de los ojos. Como en el caso de los portátiles es imposible separar la pantalla del teclado una opción es elevar el portátil y conectar un teclado a una entrada USB. Otra solución "casera" consiste en recurrir a un monitor extra y a otro teclado. No obstante, la opción más segura y cómoda es utilizar un soporte específico para portátiles; un periférico ideado para este cometido y que no tapona las salidas de ventilación.

* Si no dispone de un soporte puede recurrir a otras herramientas que ayudan contra los vicios posturales que se adoptan cuando se trabaja durante horas con portátiles y contribuyen a paliar los dolores y evitar lesiones. No dude en recurrir a aplicaciones como Workrave (http://www.workrave.org/welcome/ ) que se programan para recordar y casi exigir al usuario que realice descansos tras unos lapsos determinados de tiempo. Si el usuario no descansa, llegan a bloquear el PC para obligarle a detenerse. Recuerdan la necesidad de levantarse cada cierto tiempo durante unos minutos, andar y cambiar de postura al regresar a la silla.

Otros motivos de atención: decibelios, vista…

* Si usa su reproductor MP3 a diario a más de 89 decibelios tiene muchas posibilidades de engrosar la lista de diez millones de europeos que pueden llegar a padecer sordera causada por dichos dispositivos.

* Según un estudio del Comité Científico de Riesgos Sanitarios Nuevos y Emergentes de la Comisión Europea, entre el 5 y el 10% de los usuarios de este tipo de dispositivos corren el riesgo de perder la capacidad auditiva por su uso indebido.

* Para comprobar si escucha música a un volumen excesivo quítese los auriculares de su reproductor y colóquelos a unos 30 centímetros de distancia, si oye la música el volumen está por encima de lo aconsejable.

* Si invierte mucho tiempo delante de un ordenador y padece de hipersensibilidad a la luz, picores, irritación, mareos constantes, lagrimeos y/o enrojecimiento de los párpados y córnea, sufre una patología conocida como "síndrome visual informático". Las causas de este problema son una deficiente iluminación de la zona de trabajo.

* Si se dispone a trabajar varias horas seguidas, la pantalla debe estar delante, inclinada hacia atrás cinco o diez grados respecto a la vertical, porque la tendencia es trabajar con la cabeza un poco más baja de lo habitual y ver la imagen más centrada.

* La pantalla debe tener un fondo blanco mientras que el texto debe ser negro para crear un contraste y no forzar la vista.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado SI-TIC – Vida digital en nuestra ZONA ECO/CIENCIA/TIC?

Artículo anteriorNiños, adolescentes: algún dia serán como tú
Artículo siguienteCarmen Gurruchaga y`La prueba´