Contra el cambio climático, uso responsable del aire acondicionado

315

El uso masivo del aire acondicionado incrementa las emisiones de dióxido de carbono y sube la temperatura exterior de las grandes urbes debido al calor emitido por estos aparatos. WWF propone el uso de los ventiladores de techo, mejorar la ventilación natural y reducir el uso de la iluminación artificial, para refrigerar los espacios interiores y no agravar el efecto invernadero. 

En caso de optar por un sistema artificial de refrigeración, la organización  anima a los consumidores a elegir los equipos más eficientes en la web www.eurotopten.es.

Durante el mes de agosto el mercurio ronda los 40 grados en muchos puntos de España y se dispara el uso de los equipos de aire acondicionado. La consecuencia es que aumenta el consumo de electricidad y, con ello, las emisiones contaminantes de CO2 a la atmósfera.

El uso de ventiladores de techo en lugar de equipos eléctricos de aire acondicionado representa un ahorro de 300 kilos de CO2 durante el verano.  Para combatir estos efectos y soportar estas temperaturas estivales, WWF recuerda medidas alternativas para enfriar los espacios interiores que ayudan al medio ambiente y también al bolsillo de los consumidores.

El uso de ventiladores de techo en lugar de equipos eléctricos de aire acondicionado representa un ahorro de 300 kilos de CO2 durante el verano. Para lograr la mayor eficacia de estos aparatos, la organización propone utilizar iluminación natural, ya que ayuda a mantener la temperatura baja; pintar las paredes exteriores de los edificios de colores claros, que reflejan la radiación del sol y previenen su absorción y transmisión al interior; y ventilar las estancias de forma natural intentando abrir las ventanas en orientaciones opuestas. Asimismo, recuerda la importancia de tener plantas en balcones y terrazas porque mejoran la calidad del aire, el microclima y también el confort visual en los espacios urbanos.

Si el consumidor opta por adquirir un equipo de aire acondicionado, WWF recuerda que el portal www.eurotopten.es informa sobre los aparatos con menor consumo de energía y ofrece asesoramiento sobre su correcta instalación, uso y mantenimiento. Además, la organización insiste en que la temperatura óptima en verano se sitúa entre los 23 y los 25 grados.

Esta herramienta de consulta online también analiza los productos más eficientes en términos de consumo energético en el mercado nacional, como electrodomésticos, monitores de ordenados, impresoras y televisores.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Ecología y medio ambiente en nuestra ZONA ECO/CIENCIA/TIC?

 

Artículo anteriorLas viajeras españolas pasarán el verano como voluntarias
Artículo siguienteDe amor y libertad: ¿Cómo vivir ambos plenamente?