Contaminación durante el embarazo

89

El estudio realizado durante cinco años a 249 niños que vivían en los barrios de Harlem y el Bronx, en Nueva York, muestra que los HAP, hidrocarburos aromáticos policíclicos, disminuyen el coeficiente intelectual (CI) de los niños desde el embarazo.

Los HAP son contaminantes tóxicos producto de la combustión del carbón, el diesel, la gasolina o el gas. El estudio fue realizado por el Columbia Center for Children’s Environmental Health (CCCEH) y financiado por el Instituto nacional para la salud de Estados Unidos (NIH).

Los niños expuestos a altos niveles de HAP (2,26 nanogramos/m3) mostraron que un coeficiente intelectual inferior en 4,31 a 4,67 puntos al de los niños no expuestos.

"Estas conclusiones son preocupantes ya que estos pequeños desempeños en términos de coeficiente intelectual pueden tener consecuencias en el desempeño en la escuela", se alarmó Frederica Perera, profesora de salud ambiental y directora del CCCEH.

Observó que los efectos de esta contaminación sobre el coeficiente de estos niños era similar a los diagnosticados en los niños expuestos a niveles bajos de plomo. El plomo es nocivo para el sistema nervioso.

"Las conclusiones del estudio son una fuente de preocupación porque el coeficiente intelectual es un determinante importante del futuro éxito escolar y los HPA están muy extendidos en los entornos urbanos en todo el mundo", añadió Perera.

También te pueden interesar…

Artículo anterior¿Gestión de contactos? Prueba la autenticidad
Artículo siguienteDientes de leche