Construyendo igualdad en Vizcaya

306

Shirin Ebadi, premio nobel de la Paz, ha apostado por el fin de la cultura patriarcal en el Congreso Construyendo igualdad. La conclusión de las jornadas es clara, se está avanzando mucho en el campo de la igualdad, pero todavía queda mucho camino que recorrer.  

Como invitada especial acudió la abogada iraní Shirin Ebadi, primera mujer musulmana en recibir un Premio Nobel de la Paz. Ebadi ha asegurado que la discriminación sexista no tiene que ver con las religiones sino con la cultura patriarcal, “las mujeres sufren discriminación y violencia en todo el mundo, aunque la forma de ejercerla varía según los países y la cultura", explicó la abogada.

"El plan más importante para cada país, institución o empresa debe ser conseguir que las mujeres tengan una buena preparación"
Shirin Ebadi
Ha resaltado que para que una mujer esté en posición de igualdad debe ser "autosuficiente" económicamente y ha opinado que "el plan más importante para cada país, institución o empresa debe ser conseguir que las mujeres tengan una buena preparación".

Shirin Ebadi ha hablado también de su país donde existe un movimiento feminista "muy fuerte", según ha indicado, y ha relatado que la revolución de 1979 no fue islámica sino "de hombres en contra de las mujeres".

Ha subrayado que las leyes discriminatorias que se dictaron entonces "no están a la altura de la realidad de un país en el que más del 65 por ciento de los universitarios son mujeres".

Según ha explicado, "la indemnización por la muerte de una mujer en accidente de tráfico es la mitad que la de un hombre; el testimonio de dos mujeres en un juicio equivale al de un hombre; un hombre puede tener cuatro esposas; y está regulada la lapidación cuando se acusa a una mujer de adulterio".

En España
Por suerte en España no tenemos una discriminación tan atroz como relataba Ebadi, sin embargo, sí que tenemos un largo camino por recorrer y que poco a poco estamos consiguiendo cambiar. Aunque el camino sea difícil y largo una cosa está clara, la igualdad entre hombres y mujeres no es un derecho, sino un deber.

La influencia de los medios de comunicación en la educación y la transmisión de valores, unos horarios más flexibles y el hecho de que los modelos de trabajo han cambiado son para los ciudadanos de  Vizcaya, los puntos más importantes para avanzar en la igualdad.

Todavía queda mucho por hacer, y hay que tener cuidado en este aspecto, porque hay mujeres que se sienten libres, pero que esa libertad es solo una ilusión. Con una conclusión clara: "la igualdad aporta valor y desarrollo socioeconómico, justicia y equilibrio social", resumió Pili Kaltzada, moderadora de la jornada.

Las jornadas Construyendo Igualdad celebradas en Vizcaya,  se realizaron con el fin de conocer el estado actual de la igualdad de género y saber directamente que es lo que más preocupa a las personas sobre el tema.

Para ello y durante un mes los usuarios de las redes sociales han podido opinar y dar a conocer sus inquietudes y propuestas.

Conclusiones
La conclusión que se ha sacado del congreso, organizado por La Diputación, el Ayuntamiento de Bilbao, las Juntas Generales y BBK  es que todavía queda mucho por hacer, que hay que tener cuidado en este aspecto, porque hay mujeres que se sienten libres, pero que esa libertad es solo una ilusión.

Cientos de propuestas son las que demuestran la buena actitud y la intención de cambio de los ciudadanos Vizcaínos que se han volcado de tal manera en las jornadas que el aforo de la sala fue completo. Algunas de las propuestas incluyen por ejemplo los permisos de paternidad, ayudas fiscales e incluso la presencia de un controlador de igualdad en los procesos de selección.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Género, Igualdad, Debates en nuestra ZONA SOCIEDA