Colaboración profesional: en busca de la `pareja perfecta´

108

¿Cuál es tu actitud cuando hablas con un competidor? ¿Te alarmas y tomas una posición de cautela y protección para no divulgar ninguna información vital sobre tu empresa, o por el contrario compartes información de una manera abierta?
Tener una actitud excesivamente proteccionista respecto a nuestra empresa puede hacer que perdamos posibles oportunidades de negocio futuras.

¿Cómo puede ser eso?, te preguntarás. Si tenemos en cuenta que toda empresa, independientemente de su tamaño, cuenta con recursos limitados, la búsqueda de alianzas y colaboraciones pueden ayudarnos de muy diversas maneras, como por ejemplo: poner en marcha un nuevo negocio reduciendo parte del esfuerzo y coste de ventas, darnos mayor visibilidad, fortalecer nuestra posición para futuros acuerdos o incrementar nuestra credibilidad y reputación profesional o empresarial.

Independientemente de su tamaño, cuenta con recursos limitados, la búsqueda de alianzas y colaboraciones pueden ayudarnos de muy diversas maneras.

¿Cómo lo hacemos?
Ante todo tenemos que hacer una auto-evaluación de nuestra empresa para determinar lo siguiente:

  • ¿Qué tenemos de especial que podamos ofrecer a un potencial colaborador? Tenemos que entender qué diferencia a nuestro negocio y qué servicio o producto queremos impulsar a través de esta alianza.
  • ¿Qué quieres obtener de la colaboración? ¿Cuáles son tus objetivos y que quieres conseguir con ello (de una forma medible)?.
  • ¿Cómo vas a medir el éxito de la alianza? Determina factores de éxito medibles.

A continuación haz una investigación de la competencia y otras empresas que operen en áreas de negocio similares. Si detectas que lo que hacen puede complementar tu oferta o añadirle valor a la misma, ahí puede haber una base de colaboración. Sin embargo, antes de contactar con ellos, intenta obtener más información (información corporativa, evaluaciones de productos y servicios, artículos en prensa) sobre su organización para evitar posibles contratiempos.

Si al finalizar tu investigación siguen teniendo interés para ti, prepara una estrategia. ¿Qué puedes ofrecer que pueda aportarles valor?, en definitiva, ¿cuál podría ser su estrategia y como podría complementarse con la tuya?. Recuerda siempre tus objetivos, ya que son lo más importante para ti.

Una vez seguidos estos pasos, contacta con ellos. Si la respuesta es positiva habrá que llegar a un acuerdo que proteja los intereses de ambas partes. Si la respuesta fuera negativa, ve en busca de otra posible alianza.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Empresas/Familiares/Pymes en nuestra ZONA EMPRESAS?

Artículo anteriorDeutsche Bank: Diversidad e Igualdad
Artículo siguienteNuevos socios en la ruta del vino