Christine Lagarde puede ser la primera mujer al frente del FMI

248

El nombre de Christine Lagarde, ministra de economía francesa, suena como una de las candidaturas más firmes para suceder a Dominique Strauss-Kann que ya ha renunciado a su lugar al frente del Fondo Monetario Internacional. Elena Salgado ha manifestado su apoyo por su condición de mujer y Europa tiene posibilidades de imponerse con Legarde como favorita.

Aunque muchos se empeñen en esbozar teorías conspirativas que justifiquen la acusación de acoso sexual de Strauss-Kann, y a pesar de que aún no esté probado el delito, la carrera política del candidato del socialismo francés tiene sus días contados. El pico de popularidad no le ha sido beneficioso, claro.  

El nombre de la ministra de economía se escuchó oficialmente cuando el ministro de Finanzas de Suecia, Anders Borg, la calificó como "la mejor candidata para dirigir el Fondo". Sería la primera mujer en dirigir el FMI. El vocero de Ángela Merkel, el alemán Cristoph Steegmans, declaró que si entrara en discusión el máximo puesto del FMI, su país apoyará la candidatura de alguna persona europea.  Lagarde es abogada y trabajó 25 años en Wall Street para la consultora financiera Baker & McKenzie.

Aunque muchos se empeñen en esbozar teorías conspirativas que justifiquen la acusación de acoso sexual de Strauss-Kann, y a pesar de que aún no esté probado el delito, la carrera política del candidato del socialismo francés tiene sus días contados.La vicepresidenta económica del Gobierno español, Elena Salgado, la respaldó indirectamente cuando sugirió que la dirección del FMI debería estar en manos de Europa y de una mujer: "La presencia de mujeres en puestos de responsabilidad todavía es escasa".

Proporciones de poder
"Las funciones del director general cesan cuando el Consejo así lo decide", dice uno de los artículos del estatuto del FMI, que hasta ahora nunca fue aplicado. El lunes, el Consejo  se reunió y nombró a John Lipsky como interino en el cargo. En el Consejo hay 24 votos. Las potencias tienen un voto cada una (Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia, Reino Unido, China y Rusia), y los otros 179 países se dividen los 17 votos restantes. En la correlación de fuerzas interna del mega organismo de crédito aún no se reflejan las realidades posteriores al fin de la Guerra Fría, aunque en la última cumbre del G-20 se acordaron algunas modificaciones que favorecerán al BRIC, pero no será hasta 2012. Europa suma el 35,6% de poder de voto. Estados Unidos ya tiene la presidencia del Banco Mundial, y en esta disputa pretende obtener el segundo lugar para el asesor de la Casa Blanca, David Lipton.

Otros nombres, otros reclamos
Las economías emergentes también presentaron sus propias candidaturas.
Kemal Dervis, ex ministro de finanzas de Turquía y ex economista del Banco Mundial y Arminio Fraga, ex presidente del Banco Central de Brasil, son algunos de los nombres que trascienden entre analistas y la prensa. La francesa Lagarde goza del respaldo de buena parte de los países de la UE, comenzando por Alemania y Reino Unido, ante los que se ha labrado un gran prestigio como ministra de Economía. Brasil reclama un sustituto interino para Strauss-Kahn hasta 2012, cuando debería haber terminado su mandato.

 

Otros artículos de Mercedes Wullich 

¿Ya has visitado Todavía no llegué… en nuestra ZONA OPINIÓN?