Catherine Ashton: Acciones ante la crisis de Libia

293

Europa ya tomó tres medidas ante la tremenda crisis desatada en Libia. En medio de un coro de voces bregando por una intervención que frene el baño de sangre con que Gadafi ha respondido a las protestas de su propio pueblo, la Alta Representante de la Unión Europea – y tan criticada – Catherine Ashton, anunció que se ha suspendido un acuerdo que los 27 venían negociando con Libia desde 2008, y que todos los países que vendían armas y licencias a este país han suspendido las operaciones. Además, hay un plan para evacuar los alrededor de 10 mil ciudadanos comunitarios presentes en la zona del conflicto.

Es difícil saber cuál será el saldo de las masivas manifestaciones contra al régimen libio de Muamar el Gadafi, pero es interesante ir analizando las reacciones del mundo ante un panorama incierto en la región, que como primera consecuencia económica ha llevado al precio del dólar por las nubes. Mientras tanto, Ashton se preocupa por acordar que los Veintisiete tomen medidas de conjunto, aunque los medios eligen destacar las voces de otros mandatarios.

Ashton se preocupa por acordar que los Veintisiete tomen medidas de conjunto, aunque los medios eligen destacar las voces de otros mandatarios.
Como primera medida, Ashton convocó a una reunión del Comité Político y de Seguridad de la UE (COPS), donde participan embajadores de los Veintisiete, con el objetivo de analizar los próximos pasos de la UE en esta crisis. 

"Esto incluye posibles medidas restrictivas", dijo la portavoz de AshtonMaja Kocijancic. El martes 22, Alemania había amenazado con sancionar a Gadafi y el miércoles 23 Francia solicitó medidas de este tipo a la UE. Así fue que el presidente francés, Nicolas Sarkozy, vio su discurso reproducirse en todo el globo: "Pido a los ministros de Asuntos Exteriores que propongan a todos nuestros socios de la Unión Europea la asunción de sanciones rápidas y concretas para que todos los que están implicados en la violencia sepan que deberán asumir las consecuencias de sus actos", dijo.

Después, el primer ministro británico, David Cameron, llamó a Naciones Unidas para intervenir de manera inmediata con el objetivo de poner fin a la situación. Se siguieron declaraciones similares desde  Alemania y Luxemburgo pidiendo la imposición de sanciones. "Si la violencia no cesa, consideraremos sanciones", previno por su parte el martes la canciller alemana, Angela Merkel. 

"Mis pensamientos en muchas maneras está con la gente de esta parte de la región. Pienso en Libia y en lo que está ocurriendo en Bahréin desde el fin de semana. Instamos a la contención, a poner fin a la violencia y un diálogo", había recalcado Ashton el domingo anterior.

España fue el primer país en afirmar que el mandatario libio perdió "toda legitimidad" e Italia, hasta ahora reacia a endurecer el tono ante Gaddafi -con quien cuenta para contener la inmigración ilegal que llega a sus costas-, criticó el "baño de sangre" con que el régimen de 42 años reprimió las protestas ciudadanas.

Las sanciones
Ashton
fue quien anunció la suspensión de las negociaciones del acuerdo marco que Europa estaba negociando con Libia.

Libia es el único país del norte de África que no tiene una relación diplomática contractual con la UE, aunque sí mantiene numerosos acuerdos bilaterales con sus estados miembros. Bruselas aspiraba a cambiar esa situación con estas negociaciones, iniciadas en 2008.

Además, Bruselas tenía reservados 60 millones de euros dentro de su presupuesto para impulsar reformas del sistema sanitario, el desarrollo de las pequeñas empresas libias y la modernización de su Gobierno. "Nada de este presupuesto ha sido tocado todavía", aseguró la portavoz de Ashton.

Se evalúan otras sanciones como la congelación de activos de dirigentes libios, prohibiciones para entrar en territorio comunitario. Otra medida firme es el embargo de armas: "Todo el comercio de armas y licencias (con Libia) ha sido suspendido por parte todos los socios de la UE implicados", dijo la portavoz de Ashton.

Evacuaciones
Otra de las acciones en las que se centró la UE fue en garantizar las evacuaciones de los alrededor de 10 mil ciudadanos comunitarios que se encuentran en Libia. Los Veintisiete están identificando posibilidades para sacar de forma coordinada a sus ciudadanos del país, en particular, a través del mar. El objetivo del Ejecutivo comunitario es facilitar la puesta en marcha de "capacidades de transporte" para llevar a cabo las evacuaciones "en el curso de las próximas horas y días", indicó. Ya han comenzado a operar en este sentido.

Reacción de la ONU
En Nueva York, el Consejo de Seguridad de la ONU debatió durante una hora sobre la situación en Libia. Fuentes diplomáticas indicaron que China y Rusia "no han puesto trabas y quieren seguir adelante" con una advertencia al régimen de Gadafi. El Consejo de Seguridad volverá a reunirse para escuchar a representantes libios.

Mientras, la Liga Árabe suspendió la participación de Trípoli en sus reuniones. Resulta que Libia ostentaba la presidencia rotatoria de esta organización.

 

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Actualidad y economía en nuestra ZONA INTERNACIONAL?

 

Artículo anteriorArianna Huffington, accionista de AOL
Artículo siguienteTendencia: Ocultar la formación para conseguir empleo