Carme Chacón contra la posición israelí

105

La ministra de Defensa, Carme Chacón, protagonizó su primera Pascua Militar. En este acto castrense, y ante el Rey y el presidente del Gobierno, Chacón no dudó en dar un toque de atención a Israel, a través del anuncio de las nuevas normas de conducta que hará cumplir al Ejército español: la obligación de “diferenciar entre combatientes y no combatientes; así como a distinguir entre objetivos militares e instalaciones civiles”. Un principio que, destacó, está ahora “de trágica actualidad”.

El discurso no parece casual, si se tiene en cuenta que el mismo día que la ministra pronunciaba estas palabras, el Ejército de Israel había causado la muerte de 43 palestinos con el bombardeo de dos escuelas, una bajo mandato de la ONU y claramente identificada.

Ética militar
Era su primera Pascua Militar, un acto castrense instaurado por Carlos III en el que el responsable de Defensa informa al monarca de los objetivos marcados por el Ejército para el año nuevo. Y Carme Chacón no evitó relacionar su objetivo, el cumplimiento de la Ética militar, con la barbarie que se está produciendo en la Franja de Gaza, donde los ataques de Israel han causado la muerte de 630 personas, en su mayoría civiles, según la ONU.

Distinción de civiles
La ministra anunció que “en pocos días” el Gobierno aprobará las Reales Ordenanzas con normas de conducta para los militares basadas en dos principios que el Ejército tendrá que cumplir en sus misiones en el exterior. Por una parte, “el principio de distinción”, que obligará a las fuerzas armadas a diferenciar “entre combatientes y no combatientes; así como a distinguir entre objetivos militares e instalaciones civiles, a fin de evitar el máximo de víctimas inocentes”.

“Tácticas repugnantes”
El otro principio es el de “limitación”, basado en rechazar “armas y tácticas que repugnan a la conciencia moderna”. Chacón puso como ejemplo de estos arsenales repugnantes a las bombas de racimo “que un centenar de países nos hemos comprometido a erradicar en un proceso en el que España ha sido pionera y al que quisiéramos ver incorporados a todos”. Se da la casualidad de que el tratado de rechazo a las bombas de racimo no ha sido adherido por países como EEUU e Israel.

“Trágica actualidad”
Por si la referencia a Israel no hubiese quedado clara, Chacón recalcó que estos son “dos principios de trágica actualidad”, dado el alto número de víctimas civiles que se están registrando en el ataque israelí. La ministra añadió que son principios que “nos gustaría ver respetados por cualquier Ejército en cualquier conflicto”.

Cese inmediato
Chacón también recordó
que “ante el grave deterioro de la situación de seguridad en Gaza, España ha realizado, junto con la Unión Europea, un llamamiento a todas las partes enfrentadas para que cesen las hostilidades de inmediato”. La ministra pidió que estableciesen “cauces para el diálogo” y que se asienten las bases para “una paz duradera de una vez por todas”.

El Rey llama al alto el fuego
También el Rey Don Juan Carlos se refirió a la “grave crisis” en Oriente Medio y que está causando una “honda preocupación” en España. El Rey solicitó el despliegue de todos los esfuerzos diplomáticos necesarios" para lograr un "alto el fuego inmediato” que ponga fin a la "dramática situación de violencia y sufrimiento de la zona". Al acto, presidido por Don Juan Carlos, asistieron el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba y representantes de la cúpula militar.

Por Marcos Paradinas

Te interesa también: La comandante condecorada

Artículo anterior¿Puede ser Hillary la esperanza?
Artículo siguienteBelén Gopegui o la imaginación frente a los tópicos sociales