Cambio de roles, estrés, depresión: la salud mental de la mujer está en juego

358

Que la salud es lo primero lo tiene todo el mundo claro, el problema llega cuando hablamos de salud mental. En muchos casos y muchos países, un acto tan normal como ir al psicólogo se puede convertir en drama. Dolores Crespo es psiquiatra y coordinadora del 4° Congreso Mundial de la Salud Mental de la Mujer.  En esta entrevista habla de los desafíos que tenemos por delante.

Por Mercedes Wullich, directora de Mujeres&Cía.

Más de 1000 psiquiatras, psicólogos, profesionales en salud mental e investigadores entre otros, se reunirán para hablar de las mejores prácticas y desarrollos innovadores para mejorar la salud mental de la mujer. Es la cuarta vez que se realiza este encuentro. Los anteriores fueron en Washington, Berlín y Melbourne. Ahora le toca a Madrid.

Las situaciones de estrés adicionales que la mujer afronta en su papel de cuidadora, aumenta el riesgo de padecer depresión, sin olvidar la importancia de los cambios en el ciclo vital condicionado por el papel de las hormonas.  ¿ Cuánta atención se le presta a la salud mental de la mujer?
En los países desarrollados se le presta gran atención a la salud mental en general ya que es uno de los objetivos prioritarios de todos los países y de la OMS desde  hace años, pero una atención diferenciada hombre mujer es menos frecuente. Hay programas aislados sobre todo en Canadá, Reino Unido y Estados Unidos, principalmente relacionados con la maternidad.

Y la mujer, ¿tiene en cuenta que un aspecto de su salud, es la mental?
Hay poca evidencia de cuál es la actitud de las mujeres hacia el cuidado de su salud mental. Quizás porque son iniciativas menos concretas que las que se dan para las enfermedades físicas. Sin embargo ha aumentado la conciencia de tratar precozmente los trastornos de ansiedad y depresivos acudiendo a los médicos con menos temor y menos prejuicios que hace años.

El cambio de roles, las crisis, las tensiones, ¿qué es lo que más afecta según vuestra experiencia la salud mental de la mujer?
A partir de los años 60 con los trabajos de investigación de Gove y Tudor en Estados Unidos, se pone de manifiesto la importancia del cambio de rol de la mujer en los países industrializados y su duplicidad como factor de  riesgo de la depresión. Las situaciones de estrés adicionales que la mujer afronta en su papel de cuidadora viene a aumentar este riesgo, sin olvidar la importancia de los cambios en el ciclo vital condicionado por el papel de las hormonas. La incorporación y seguimiento de modelos masculinos, está haciendo aumentar el consumo de alcohol y drogas en cuya incidencia ganan los varones.

¿A quién está destinado el Congreso?
A diferentes profesionales de la sanidad, médicos de las especialidades de Psiquiatría, Ginecología, Obstetricia, Pediatría, Endocrinología, Nutrición y Perinatología. También a personal de enfermería, de psiquiatría, salud mental y matronas. A psicólogos y trabajadores sociales.

¿Cuáles son vuestras expectativas?
La idea es trasmitir los conocimientos sobre la salud mental de la mujer procedente tanto de la asistencia como de la investigación, para influir en los profesionales relacionados con la salud mental en el sentido de concienciarlos de la importancia de los aspectos que inciden en la enfermedad en la mujer. Y animarlos a iniciar programas asistenciales y de investigación con este objetivo.

¿Qué representa este congreso para ti y para la institución?
Una oportunidad de conocer las últimas aportaciones en salud mental de la mujer a través del grupo de profesionales que en estos momentos trabajan en todo el mundo por un mejor conocimiento de los factores diferenciales de la salud mental de la mujer. Es una buena ocasión para contribuir a la difusión y toma de conciencia de los profesionales de nuestro país de este importante tema. Supone un reto organizativo en momentos de dificultades económicas, que esperamos poder vencer con una buena gestión de los recursos.

¿Algún desafío a tener en cuenta?
Los cambios acaecidos en relación con la fecundidad y maternidad están proporcionando problemas y oportunidades que producen situaciones de conflicto tanto de decisiones de riesgo como de valores que están influyendo en el bienestar de la mujer. Los cuidados secundarios a estas situaciones no están suficientemente atendidos en estos momentos. Nuestro desafío es contar con importantes aportaciones en este sentido.

Sitio Web del Congreso>>>

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Psique/Sexualidad/Pareja en nuestra ZONA VIDA PERSONAL?

Artículo anteriorIgualdad en los consejos: A este ritmo, faltan 21 años
Artículo siguienteDebate sobre Liderazgo y Cuotas en el Parlamento Europeo en Madrid