¿Cómo hablar de despidos sin perder empleados?

107

“En el último trimestre hemos tenido pérdidas del 30%”; “tenemos que hacer recortes en la plantilla”; “no puedo subirte el sueldo”; “tengo que prescindir de tu trabajo”. Éstas son algunas de las frases más temidas no sólo por los empleados de una compañía sino por los propios empresarios.

Y es que la peor noticia es dar una mala noticia. La actual crisis económica y financiera y sus consecuencias para las empresas está poniendo de relieve los errores que cometen los directivos y los fejes de equipo para comunicar malas noticias a los empleados. Es ahora cuando les asaltan preguntas como “¿qué era eso de la inteligencia emocional?”, “¿cómo afronto los despidos sin provocar el pánico en la empresa?”, “¿cómo le digo a un trabajador que vaya a mi despacho sin que salga corriendo?”

Las mejores respuestas a estas preguntas no se encuentran en un manual sino en las recomendaciones de consejeros, asesores que se convierten en los mejores aliados de los directivos. Empresas como ActionCOACH (www.actioncoach.es) cuentan con un equipo de expertos en coaching empresarial y de negocios que ofrecen a los empresarios unos simples consejos para mejorar la comunicación interpersonal en situaciones hostiles y evitar que una mala noticia desencadene una crisis interna.

“La mejor butaca”. La elección del lugar es importante para crear un buen ambiente. Es una comunicación oficial, que se llevará a cabo dentro de la empresa, y la cafetería o la sala de descanso no son buenas opciones. Habilitar un despacho o un salón de reuniones es esencial para mantener a los empleados siempre visibles y sin darles la espalda facilitando la comunicación cara a cara.

“La sonrisa del pelícano”. No se le puede decir a un empleado que no cuentas con él con una gran sonrisa. Hay que mantener un comportamiento educado y respetuoso pero manteniendo las distancias. Se trata de crear un ambiente cordial, controlar las emociones y no avergonzar al interlocutor. Mejor estar firme y serio que forzar una sonrisa.

“Leer sin saltar capítulos”. Como en toda historia, hay que tener preparado un guión y la mejor forma de comenzar no es “siento lo que te voy a decir”. Los coaches recomiendan ser directo y explicar el motivo de la conversación, exponer la situación de forma objetiva con datos probados. Además, se debe reservar un espacio para comunicar los aspectos positivos y sacar conclusiones que sirvan de mejora.

“El espejo de Alicia”. Tratar de imaginar cómo se siente el interlocutor no es una tarea fácil pero sí necesaria. Un buen recurso para empatizar con los empleados es pensar cómo nos gustaría a nosotros que nos informaran y qué tipo de ayuda necesitaríamos. Una frase sencilla y que muestra al mismo tiempo comprensión y firmeza es “sé que es difícil tratar este tema pero es necesario para tu futuro y el de la empresa”.

Los coaches de ActionCOACH recomienda estas simples reglas para afrontar situaciones de comunicación de crisis, las temidas malas noticias, y dan la clave para hacerles frente: “siempre hay tiempo para soltar las palabras pero no para retirarlas”.

Sobre ActionCOACH
ActionCOACH se fundó en 1993 en Brisbane, Australia, como una empresa de coaching para ayudar a la pequeña y mediana empresa y específicamente, a los propietarios de las mismas. Sus más de 1.400 coaches operan ya en cuatro continentes. ActionCOACH ha impartido seminarios a más de 500.000 empresarios y dado consultoría directa, bajo el enfoque de Coaching uno a uno, a más de 8.000 clientes anuales.
Está presente en Australia, China, Reino Unido, Estados Unidos, Brasil, Canadá, España, México, Portugal, Francia, entre otros países, hasta un total de 24 a día de hoy, donde viene operando como líder destacado del mercado.

También te pueden interesar…

 

 

 

Artículo anteriorAntonella Broglia, sin fronteras
Artículo siguienteMas mujeres en Empresas de Economía social