¿Cómo están las cosas tras un nuevo Día Internacional de la Mujer?

422

La autora afirma que este año el Día Internacional de la Mujer, tiene un contexto de clara conflictividad laboral y social. Y que una fecha, que ha reinvindicativa para crear conciencia sobre las desigualdades de género, tiene hoy plena vigencia.
————————————————————-

A diferencia de años anteriores, cuando al igual que se pedían avances, también se podían celebrar algunas conquistas, este 8 de marzo la reivindicación principal es la no pérdida de derechos; el conseguir que en esta vorágine de recortes, se sea capaz de frenar y no dar un paso atrás en materia de igualdad.

"Estamos asistiendo a recortes en políticas públicas, sanidad, educación, servicios sociales y dependencia, que están debilitando el Estado de bienestar, y que tiene un claro impacto en las políticas de igualdad"Tal como se dice textualmente en el manifiesto elaborado por CCOO para este día: "estamos asistiendo a recortes en políticas públicas, sanidad, educación, servicios sociales y dependencia, que están debilitando el Estado de bienestar, y que tiene un claro impacto en las políticas de igualdad. Es necesario fortalecer los servicios públicos para disminuir las desigualdades, y entre ellas, la de género. Unos servicios públicos desarrollados en su totalidad, no solo nos hace más iguales, sino que entre otros elementos, permiten una mayor corresponsabilidad en los cuidados y facilitan a la mujer su incorporación al mundo laboral".

Hay que reseñar también que la destrucción de empleo público afecta mayoritariamente a las mujeres y que, además, los recortes en la Ley de Dependencia, no solo destruyen empleo femenino, sino que devuelven a las mujeres al cuidado familiar, expulsándolas del mercado laboral.

Estos datos se suman a las cifras que una vez más muestran las desigualdades de la mujer en el empleo en todo el país, con un paro femenino que alcanza ya el 23,3%; una brecha salarial en torno al 22%; mayor temporalidad y tiempo parcial; segregación ocupacional; dificultades en la promoción; techo de cristal; menores prestaciones por desempleo, etc.

El sector sanitario está altamente feminizado, llegando a cotas, en algunas categorías profesionales, cercanas al 90%; por ello, actualmente, es especialmente sensible a la pérdida de empleo y a la precarización del mismo.

Por tanto, se hace prioritario que en la Sanidad y los sectores sociosanitarios, el trabajo sindical se realice desde todos los ámbitos de la negociación colectiva, para implantar medidas de igualdad, de conciliación de la vida laboral y familiar, y de consolidación de empleo estable y de calidad.

Con la excusa de la crisis, no se puede permitir la pérdida de derechos, ni el retroceso en conquistas, que tanto ha costado conseguir, sobre todo a las mujeres.

El 8 de marzo hay que reiterar el compromiso con la consecución de los necesarios avances hacia una sociedad más igualitaria, justa y democrática.

*Teresa Jerez, secretaria de la Mujer FSS-CCOO

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Igualdad de género en nuestra ZONA SOCIEDAD?