Cómo darse a conocer como coach en la Argentina

169

Con la presencia de María Isabel Santos, Esther Peluffo, Mónica Barreiro, Liliana Campagna y Alicia Padilla – entre otros reconocidos especialistas – la Internacional Coach Federation organizó su 2º Encuentro "Cómo conocer las herramientas de ICF para darse a conocer".

El evento se realizó en 24 de junio en la Escuela de PNL y Coaching en la Ciudad de Buenos Aires. La declaración del enrolamiento de los 500 socios para fin de años estuvo a cargo de María Isabel Santos, quien además explicó cómo utilizar las herramientas de ICF para darse a conocer.

La International Coach Federation es la organización y fuente de recursos más importante del mundo con más de 17.000 miembros y presencia en más de 103 países. Esther Peluffo, se refirió a la confianza en la labor del coach por el respeto a los diferentes enfoques y el reconocimiento de la legislación vigente. Además, junto a Alberto Sanjurjo se refirieron al valor de ser un coach acreditado, y atendieron las inquietudes de quienes aún dudan sobre si quieren acreditarse. Liliana Campagna, convocó a los presentes a ser parte de una encuesta (que se encuentra en la web de la institución), con el objetivo de que todos y todas puedan ser parte del avance del desarrollo de esta profesión. A modo de cierre, Alicia Padilla fue la encargada de presentar el marco institucional del uso de la marca ICF Global y del Capítulo Argentino.  

Sobre la ICF
La International Coach Federation (ICF – Federación Internacional de Coaching) es la organización y fuente de recursos más importante del mundo con más de 17.000 miembros y presencia en más de 103 países, así como la referente para quienes buscan un coach. La ICF es una organización sin ánimo de lucro de asociación individual formada por profesionales de todo el mundo que practican el coaching profesional y personal.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Proyecto yo en nuestra ZONA VIDA PERSONAL?

Artículo anteriorPor una Ley de Igualdad de Trato y No Discriminación
Artículo siguiente¿Para qué ser otra persona si puedes elegir quién eres?