Blanca Escribano

304

El despacho internacional Bird & Bird ha nombrado socia en España a la responsable del Área de Telecomunicaciones de la firma, y hasta ahora European Counsel, Blanca Escribano.

La promoción de Escribano se hará efectiva a partir del próximo 1 de mayo, elevando a un total de 215 el número total de socios de la firma a nivel mundial, y nueve en España. El Consejero Delegado de Bird & Bird, David Kerr, ha manifestado que “en estos tiempos económicos difíciles, seguimos creciendo, en un año de expansión internacional y damos la bienvenida a los nuevos socios en la firma”.

Escribano dirige en la actualidad el Área de Telecomunicaciones de Bird & Bird en España, tras incorporarse a la oficina de Madrid de la firma en marzo de 2008 como European Counsel, procedente de DLA Piper. En el momento de su entrada en el despacho que dirige Javier Fernández Samaniego, ya vaticinó que “el puesto de Counsel es el peldaño anterior a ser socio”. Un año después sus pronósticos se han cumplido. Ahora se convierte en la segunda mujer socia en el despacho en España tras Raquel Ballesteros, una de las abogadas fundadoras de la firma.

Con anterioridad trabajó en Cremades & Sánchez Pintado y Jones Day. Está especializada desde 1997 en asesorar a los clientes que operan en las telecomunicaciones y el sector de los mm.cc. Posee una amplia experiencia en litigios ante los tribunales nacionales y los reguladores específicos del sector. También ha participado en fusiones y adquisiciones y en procedimientos de defensa de casos en este sector y ante las autoridades de competencia de la Comisión Europea.

El bufete ha comunicado sentirse muy satisfecho con este nombramiento “muestra de reconocimiento a la excelente labor realizada por la abogada en sus primer año en el despacho que, además, ha sido un año especial al coincidir con su maternidad y denota la gran confianza de la firma en el departamento de Derecho de las Comunicaciones y en la oficina de Madrid”.

También te pueden interesar…

 

Artículo anteriorUnilever, Axe y el sexismo
Artículo siguienteM300 Lollipop: El más dulce del mercado