Berbel: `La pobreza aún tiene nombre de mujer´

113

A través de 43 proyectos realizados entre 2008 y 2009 y con la participación de 2500 mujeres en situación de pobreza, víctimas de violencia machista, procedentes de instituciones penitenciarias o con problemas de drogadicción, la Conselleria de Trabajo ha impulsado la contratación de 1.213 mujeres en situación de riesgo de exclusión sociolaboral.

En total se han invertido más de 3,2 millones de euros en proyectos que han permitido que un 48,4% de esas mujeres entraran en el mercado de trabajo. La mayoría de los contratos se efectuó en los ámbitos relacionados con la limpieza, la industria manufacturera y el sector comercio.

Berbel afirma que el paro de larga duración afecta en un 70% a mujeres, y que del total de personas que cobran la Renta Mínima de Inserción, más del 59% son mujeres.

La directora general de Igualdad de Oportunidades en el Trabajo, Sara Berbel, ha recordado en rueda de prensa que el paro de larga duración –de más de dos años– afecta en un 70% a mujeres, y que del total de personas que cobran la Renta Mínima de Inserción, más del 59% son mujeres, por lo que ha concluido que "la pobreza aún tiene nombre de mujer".

Este paquete de inserción es el que ha concentrado los esfuerzos de la Generalitat en torno a las mujeres y el mercado de trabajo, pero no ha sido el único. En total, entre 2008 y 2009 se llevaron a cabo 107 proyectos, para los que se destinaron 7,2 millones de euros.

La Conselleria llevó a cabo tres programas más, dirigidos a impulsar la igualdad de oportunidades de las mujeres en el mercado laboral. En concreto, 2,1 millones de euros se destinaron a realizar 26 acciones para combatir la segregación horizontal en sectores tradicionalmente masculinizados, en las que participaron 1.145 mujeres.

Este programa incluyó acciones como ‘Mujeres, motor de cambio’, impulsado por el Consejo Comarcal del Vallès Oriental para fomentar la igualdad de oportunidades en el sector de la automoción, el transporte y la logística en esta comarca barcelonesa, en el que participaron empresas como Derbi.

También se llevaron a cabo programas para combatir la segregación vertical e incentivar la promoción de mujeres en cargos de responsabilidad, teniendo en cuenta que en Catalunya, sólo un 6,5% de mujeres ostentan cargos de decisión en sus empresas. En este ámbito se destinaron 724.000 euros para realizar 16 acciones, centradas en aspectos como la formación en liderazgo y gestión empresarial, en las que participaron 1.775 mujeres.

También se llevaron a cabo programas dirigidos a impulsar la igualdad de oportunidades de las mujeres en el mercado laboral, combatir la segregación vertical e incentivar la promoción de mujeres en cargos de responsabilidad.

Finalmente, la Conselleria destinó poco más de un millón de euros para impulsar 22 proyectos para favorecer un cambio cultural y de valores y promover la igualdad de oportunidades de las mujeres, mediante la creación de recursos didácticos y metodológicos, asesoramiento y formación en materia de igualdad en organizaciones sindicales y empresariales.

Berbel ha señalado que en países nórdicos como Suecia y Finlandia, cerca de un 40% de los directivos de empresas son mujeres, y que en los del centro de Europa como Francia y Alemania, este porcentaje se sitúa entre el 20 y el 30%, mientras que en el Mediterráneo, la cifra es muy inferior. "No sólo hablamos de justicia social, sino de rentabilidad empresarial", ha remarcado.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Trabajo y Capital Humano en nuestra ZONA EMPLEO/RECURSOS?

Artículo anteriorEmpresas: el 28% tuvo que recortar precios para sobrevivir
Artículo siguienteResiliencia: el coraje para volver atrás I