Belleza y cuidado personal, un sector que ya es 4.0

Un estudio demuestra que las redes sociales, los influencers y las tiendas virtuales se potenciaron con la pandemia y redefinen hábitos.

7

00Entre abril y junio de 2020, meses que coincidieron con el confinamiento obligatorio debido a la pandemia de COVID-19, la cifra de negocio relacionado con comercio electrónico de perfumería y cosméticos superó los 83 millones de euros.

Más allá de este dato, un estudio de Toluna, compañía especializada en investigación online y de conocimiento del consumidor, ha indagado los hábitos de 512 mujeres mayores de edad con el fin de conocer su relación con la belleza 4.0.

Los resultados reflejan tendencias que ubican al ámbito virtual como territorio privilegiado para el asesoramiento, la compra y el contacto entre marcas y clientes. 

El marketing por correo electrónico y las reseñas en línea son las palancas en las que una marca debe de centrarse” Natacha Lerma, de Toluna Spain.

Pandemia y cuidado personal

Cultivar nuestras aficiones, aprender un nuevo idioma, cuidarnos mejor. La rutina de belleza es una de esas actividades que a día de hoy se han convertido en un gesto cotidiano.

El estudio ha arrojado que el 60% de las españolas dedican entre 10 y 30 minutos de su día a cuidarse. Entre los motivos, el 58% destaca el placer personal, 19% declaran una especial atención a la estética y se cuidan para sentirse más guapas mientras que el 11% lo hace para parecer más joven.

Hoy hay una mayor propensión a comprar online. Prevalece el precio (52%), la practicidad (51%), ahorrar tiempo (40%) y la presencia de más ofertas y promociones (34%).

Comercio electrónico en auge por  precio y practicidad

Para el 50% de las encuestadas, los hábitos de compra en el sector belleza han cambiado con la pandemia. Si antes preferían la tienda física -donde podían probar los productos-, hoy hay una mayor propensión a comprar online. ¿La razón? Sorprendentemente no la seguridad sanitaria (21%). En cambio, prevalece el precio (52%), la practicidad (51%), ahorrar tiempo (40%) y la presencia de más ofertas y promociones (34%).

Entre las tiendas virtuales, el primer lugar lo ocupan los marketplace (38%) como Amazon, seguidos de las multimarca (28%) como El Corte Inglés o Sephora y las farmacias online (11%) a par de las tiendas monomarca como Body Shop (10%).

La Belleza 4.0 está en Instagram

Las redes sociales resultan ser el mejor canal, según las encuestadas, para descubrir las últimas novedades del sector (72%), tanto a través de los perfiles de las marcas (39%) como de los influencers de belleza (33%).

Las españolas siguen considerando al consumidor final como el influencer más fiable y transparente.

La medalla de oro se la lleva Instagram, la plataforma preferida sobre todo por los menores de 34 años (50%), mientras que en segundo y tercer lugar encontramos a Youtube (19%) y Facebook (16%) respectivamente.

Entre los contenidos en redes sociales más vistos, los vídeos cortos con consejos de belleza son los favoritos (44%), mientras que los tutoriales empiezan a perder terreno, especialmente entre los mayores de 35 años.

Las fotos, con 17% siguen teniendo su tirón. El post escrito parece ser la gran perdedora: solo 11% busca contenido textual breve y menos aún (6%) artículos de blog. Por lo tanto, está surgiendo una clara preferencia por una comunicación más rápida y directa.

¿Quién es verdaderamente un influencer?

En una época en la que se apuesta por el marketing de influencers, la encuesta  muestra que las españolas siguen considerando al consumidor final como el influencer más fiable y transparente, premiando las reseñas online con un 23% de las preferencias seguido de los consejos de amigos y familiares (20%), mientras que los influencers y los gurús de la belleza sólo alcanzan el 8%.

Está claro que el contacto humano -aunque sea virtual- y la participación directa siguen siendo fundamentales para la experiencia de compra de las consumidoras.

En cambio, en la relación «marca-consumidor», el marketing por correo electrónico es muy popular (39%) en todos los grupos etarios, probablemente porque es capaz de transmitir esa sensación de exclusividad e inmediatez de la comunicación de tú a tú.

“El marketing por correo electrónico y las reseñas en línea son las palancas en las que una marca debe de centrarse” comenta Natacha Lerma de Toluna Spain.

Sin duda, el mercado se rige online y Facebook Live Shopping como una práctica en potencia que permite hacer compras en directo mientras una experta o influencer muestra y enseña el producto. Aunque un 50% de las españolas desconoce esta práctica, un 14% sí que compra a través de Facebook Live Shopping, el resto lo ha visto alguna vez, pero no ha compra nada todavía.                                                                                                                       

La Inteligencia Artificial aún no convence

Por último, en lo que respecta al asesoramiento, aunque la evolución tecnológica es ya un aliado de confianza incluso para el sector de la belleza, entre las herramientas consideradas más útiles por las encuestadas destacan las preguntas frecuentes (35%), el asesoramiento a través de chat directo (19%) o en línea con un experto y mediante preguntas dirigidas (13%).

La Inteligencia Artificial, en cambio, no tiene tanto éxito, ocupando una de las últimas posiciones con sólo un 9% de las preferencias y los chatbot aún menos (6%). Por tanto, está claro que el contacto humano -aunque sea virtual- y la participación directa siguen siendo fundamentales para la experiencia de compra de las consumidoras.

Fuentes: Toluna Spain / Statista.com

Artículo anteriorPayPal: 100 millones de U$S para la inclusión financiera de mujeres y niñas
Artículo siguientePilar Alegría es la nueva Ministra de Educación y Formación Profesional
Perfil Oficial de Mujeres y Cia