Bankia se incorpora a la plataforma ClosinGap

753

Bankia ha anunciado su incorporación a ClosinGap, la plataforma de referencia en el análisis del coste de oportunidad económico y social de las brechas de género. Con esta incorporación, ya son once las grandes empresas que respaldan la iniciativa y suman casi 900.000 empleados en todo el mundo.

La entidad financiera española se encargará de liderar el informe sobre la brecha de género en el mundo rural. Tendrá el objetivo de calcular el impacto de las desigualdades de género en este entorno, así como las oportunidades económicas y sociales que ofrecería su reducción.

Amalia Blanco: Formar parte de ClosinGap es un paso más en nuestro trabajo para concienciar a la sociedad de que la brecha de género afecta a muchos ámbitos de nuestra vida.

“Como empresa socialmente responsable que pone el foco, entre otros, en la contribución a la igualdad de género, para Bankia formar parte de ClosinGap es un paso más en nuestro trabajo para concienciar a la sociedad de que la brecha de género afecta a muchos ámbitos de nuestra vida, y de que reducirla es cosa de todos”, ha asegurado la directora general adjunta de Comunicación y Relaciones Externas de Bankia, y miembro del Comité Ejecutivo de ClosinGap, Amalia Blanco.

Por su parte la presidenta de ClosinGap, Marieta Jiménez, ha apuntado que “La incorporación de Bankia va a permitirnos aportar un punto de vista fundamental acerca de cómo las desigualdades entre hombres y mujeres afectan a un entorno poco analizado como es el medio rural”.

ClosinGap: poniendo cifras a la brecha de género

El último informe de ClosinGap, presentado en febrero e impulsado por Repsol, puso cifras macroeconómicas a los efectos de la brecha de género en el ámbito de la conciliación. Del mismo se desprenden datos como un coste de oportunidad de 40 millones de horas no trabajadas al año o que dejen de generarse 1.280 millones de euros, (lo que supondría un 0,12% del PIB de 2017).

Del informe inicial, presentado por Merck, se extrajeron conclusiones sobre la brecha existente en la salud: entre otras, el ahorro potencial de casi 9.000 millones de euros al año (equivalente al 0,8% del PIB) que supondría que las mujeres llegaran a una edad avanzada con mejor salud; o el coste de oportunidad asociado a la baja natalidad, valorado en 31.000 millones de euros en 2016 (un 2,8% del PIB).