Australia cobrará impuestos a las emisiones de carbono

388

Julia Gillard, Primera ministra de Australia; Wayne Swan, Primer Ministro Adjunto y Tesorero,  y Greg Combet, Ministro de Cambio Climático y Eficiencia Energética, han  anunciado que el Gobierno Australiano fijará un impuesto a las emisiones de CO2. Desde julio de 2012, la tasa se ubicará en los 23 U$S  por tonelada e irá aumentando un 2,5 por año hasta que en 2015 será el propio mercado del carbono interno el que fije el precio

El precio de la energía limpia
El Primer Ministro dijo que el precio del carbono es un elemento central del plan del Gobierno de Australia para pasar a un futuro de energía limpia. Se crearán incentivos económicos para los principales contaminadores a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero. El mecanismo de precio del carbono será la transición hacia un régimen de comercio de emisiones, donde el precio estará determinado por el mercado. 

“ Los mecanismos de mercado son los más efectivos ambientalmente y económicamente eficientes para reducir la contaminación”. Alrededor de 500 empresas estarán obligadas a pagar por su contaminación con arreglo al mecanismo de fijación de precios de carbono. Más de la mitad de esos ingresos se utilizarán para ayudar a las familias con baja de impuestos y para fomentar el empleo y para invertir en energía limpia y programas de cambio climático. 

Mecanismos de mercado
Greg Combet
dijo que el Mecanismo de Gobierno de Fijación de precios del Carbono se aplicará en dos etapas:

  1. Durante los primeros tres años, a partir del 1º de julio de 2012, el precio de cada tonelada de contaminación de carbono se fija, como un impuesto al carbono.  
  2. Luego, a partir del 1º de julio de 2015, el mecanismo de fijación de carbono se trasladará a un régimen de comercio de emisiones donde el precio será fijado por el mercado.

Combet dijo que “ los mecanismos de mercado son los más efectivos ambientalmente y económicamente eficientes para reducir la contaminación”.

Wayne Swan, por su lado, recalcó que el período de tres años de precios fijos proporciona estabilidad y previsibilidad a la economía.  "Sabemos que un precio del carbono es la manera más costo-eficiente para reducir la contaminación de carbono", dijo. "Poner un precio a la contaminación va a alentar a las empresas para innovar e invertir en nuevas tecnologías para el uso de energía más eficiente"

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Ecología y medio ambiente en nuestra ZONA ECO/CIENCIA/TIC?

 

Artículo anteriorEn verano aumentan las citas virtuales
Artículo siguienteLa doctora de Maguncia