Aragón: recursos para la dependencia

127

La consejera Ana Fernández y el vicealcalde, Fernando Gimeno, suscriben un convenio de colaboración por el que se van a destinar 13,32 millones de euros a esta materia. El Departamento de Servicios Sociales y Familia amplía la oferta asistencial para mayores con la concertación de 90 plazas en la residencia municipal Casa de Amparo.

El Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) y el Ayuntamiento de Zaragoza van a invertir 13,32 millones de euros en el desarrollo de programas sociales municipales, en los que las acciones de inclusión y los servicios para atender la dependencia van a ocupar un puesto fundamental.

El 35% del presupuesto se va a destinar a acciones concretas de atención a la dependencia. Así se recoge en el convenio de colaboración que han sucrito hoy la consejera de Servicios Sociales y Familia del Gobierno de Aragón, Ana Fernández, y el vicealcalde y consejero de Presidencia y Acción Social del Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Gimeno, para el mantenimiento de la red de centros municipales de Servicios Sociales que gestiona el consistorio y para el desarrollo de las iniciativas que llevan a cabo éstos y que recoge un incremento del presupuesto del 21,80% respecto al pasado año.

El IASS aportará 7.000.000 euros y el Ayuntamiento de Zaragoza, 6.326.000 euros. A estos hay que sumar los 874.127,70 euros que va a destinar el IASS a la reserva y ocupación de 90 plazas para mayores en la residencia municipal Casa de Amparo.

El 35% del presupuesto se va a destinar a acciones concretas de atención a la dependencia. Así, se incluye una financiación de 3.073.000 euros (aportada a partes iguales por el IASS y el Ayuntamiento de Zaragoza) para la atención domiciliaria de personas en situación de dependencia y que se concreta en la prestación de 200.000 horas de servicio. El servicio de teleasistencia contará con un presupuesto total de 232.000 euros.

El programa Respiro, de apoyo al cuidador, cuenta con una dotación de 775.000 euros. Se trata de un servicio que recoge la sustitución temporal en el domicilio del cuidador familiar habitual de personas con limitaciones en su autonomía personal, familiar y social.

La aplicación de la Ley de promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia ha obligado a adecuar el mapa de recursos a las necesidades emanadas del nuevo derecho.
Así ha habido que reforzar el personal de los centros municipales de servicios sociales, con la incorporación de 18 gestores personales.

A estos programas, hay que añadir otros de carácter general, pero que también dirigirán parte de sus recursos a apoyar la promoción de la autonomía personal. Es el caso del servicio de ayuda a domicilio, que tendrá una dotación de 2,5 millones de euros (un millón de euros los aporta el IASS y 1,5 millones de euros, el Ayuntamiento de Zaragoza).

Asimismo, al programa de alojamiento temporal que comprende la casa de acogida para mujeres maltratadas y albergue municipal de transeúntes se destinan 928.000 euros. El IASS aportará el 50% y el consistorio el otro 50%. La casa de acogida para mujeres maltratadas, que procura alojamiento de urgencia y atención psicológica, jurídica y social a mujeres que son víctimas de violencia de género, contará con una financiación de 232.000 euros. Por su parte, al albergue municipal se destinarán 696.000 euros.

Con la firma de este convenio se da un nuevo impulso a la coordinación de las actuaciones de ambas administraciones en materia de acción social.El convenio incluye también una financiación de 2,36 millones euros (el 17,73% del presupuesto) para programas de inclusión social, aportados al 50% por cada una de las entidades. De este presupuesto, 82.000 euros se destinarán a acciones de erradicación de pobreza; 42.000 euros para el desarrollo del pueblo gitano; un millón de euros al programa general de inclusión, que tiene como objeto actuar con personas en situación de exclusión social, vulnerables o en riesgo de exclusión desarrollando medidas integrales de apoyo y seguimiento escolar, de formación-empleo, de salud, vivienda, promoción de la convivencia ciudadana y de la interacción social.

Aquí también se incluye el programa de Ayudas de Urgencias, que tiene como objeto resolver situaciones de emergencia que afectan a personas a las que sobrevienen estados de necesidad en los que quedan privados de los medios de vida primarios e imprescindibles y cuya dotación se ha incrementado el 26,5% respecto a 2008. Dentro de este programa, al que se van a destinar 1.240.000 euros, pueden incluirse las ayudas precisas para atender las necesidades más urgentes de las mujeres víctimas de violencia doméstica.

Ambas instituciones colaboran desde hace años en la prestación de determinados servicios sociales comunitarios de base de competencia municipal. Con la firma de este convenio se da un nuevo impulso a la coordinación de las actuaciones de ambas administraciones en materia de acción social, al tiempo que se apuesta por el trabajo conjunto y la colaboración de cara a mejorar la calidad de los servicios que se prestan. De hecho, en los dos últimos años se han incrementando más de un 33,26% las partidas para este apartado.

También te pueden interesar…

 

Artículo anteriorLas principales empresas con WWF
Artículo siguienteBuscando a Hilary