Alzheimer: más plazas en Madrid

145

El distrito de Fuencarral-El Pardo ha incrementado su oferta municipal para atención de mayores con un centro que dispone de 45 plazas para personas afectadas por la enfermedad de Alzheimer. El Centro Integrado “Vocal Vecino Justo Sierra”, situado en la calle Fermín Caballero, 17, ha sido construido con el apoyo financiero de la Obra Social Cajamadrid y viene a sumarse a la red de centros para mayores de los que ya dispone el distrito.

El 16,79% de la población de Fuencarral-El Pardo tiene más de 65 años, lo que acerca el índice de envejecimiento del distrito a la media nacional.Con cuatro centros de día municipales y dos concertados, Fuencarral-El Pardo cuenta con 235 plazas para mayores, de las que 160 son para personas con deterioro físico y 75 para enfermos de Alzheimer. También existen en esta zona seis centros municipales para mayores, que tienen a 18.831 socios.

El 16,79% de la población de Fuencarral-El Pardo tiene más de 65 años, lo que acerca el índice de envejecimiento del distrito a la media nacional, pero la sitúa en cotas más bajas que la de Madrid, estimada en un 18,61%.

“Los mayores son una prioridad para nuestro equipo de Gobierno. Todas las actuaciones que llevamos a cabo en este terreno tienen un objetivo último: conseguir que los mayores que viven en Madrid tengan la mejor atención y, por lo tanto, el mayor bienestar”, ha declarado la delegada de Familia y Servicios Sociales, Concepción Dancausa, que ha visitado el nuevo centro esta mañana.

Envejecer no es sinónimo de decadencia, ha asegurado Dancausa. Cada vez con mayor frecuencia, se alcanza la jubilación en buen estado de salud y con plenas facultades psíquicas. Lo que convierte este periodo en una oportunidad para disfrutar del tiempo libre con la familia o con personas con las que se comparten aficiones, inquietudes e intereses.

Los centros municipales de mayores, que son 84 y están distribuidos por todos los barrios de la ciudad, ofrecen a este colectivo espacios modernos, amplios y accesibles, donde podrán relacionarse con otras personas de sus condiciones, participar e intercambiar experiencias.

“La muestra de que estos espacios funcionan son los 25.000 usuarios de media que, cada día, acuden a estos centros. Porque en Madrid, el 39% de la población mayor de 65 años es socia de algún centro de mayores”.

35.000 enfermos de Alzheimer
Pero, si los mayores que gozan de buen estado de salud pueden acudir a estos centros, los que padecen enfermedad también tienen que ser atendidos. Y, entre estos últimos, los que requieren grandes cuidados son los afectados por Alzheimer, quienes, según una encuesta de Madrid Salud, son unas 35.000 personas en esta ciudad.

El Ayuntamiento de Madrid está comprometido con el objetivo de paliar las consecuencias de esta grave enfermedad, lo que implica que “hay que dedicar muchos esfuerzos, materiales y humanos a este objetivo y también a facilitar la permanencia del enfermo en su casa”.

“Consideramos que es importante preservar su entorno familiar, facilitar su estancia entre sus seres queridos y evitar ingresos innecesarios en residencias y hospitales. Con estas dos premisas hemos configurado una red de 52 centros de día para la atención a las personas con Alzheimer, con una capacidad total de 2.533 plazas públicas en Madrid”.

La ciudad también dispone de 53 centros para personas con algún tipo de deterioro físico o pérdida de su autonomía, con un total de 4.648 plazas. Y está prevista la construcción de 25 nuevos centros municipales de mayores, así como la remodelación de ocho que ya existen.

Otros servicios
También ha recordado la delegada de Familia y Servicios Sociales otros servicios que el Ayuntamiento ofrece a los mayores, como son la ayuda a domicilio, (de la que en 2008 se beneficiaron casi 53.000 personas) y la teleasistencia domiciliaria, instalada en más de 87.000 hogares. Por otra parte, se sirven comidas a domicilio, se ayuda a la compra de camas articuladas o grúas para personas dependientes, se ofrecen programas de fisioterapia preventiva, o se presta apoyo psicoterapéutico (como el que se denomina ‘Cuidando al cuidador’), todos con el objetivo de ayudar a los madrileños de más edad.

Para terminar su visita, Dancausa se ha referido a la figura de Justo Sierra, que da nombre al centro integrado de Fuencarral-El Pardo, alabando el esfuerzo que durante años realizó en defensa de los intereses de sus vecinos, sobre todo de los más desfavorecidos, sin perder nunca “el respeto a las ideas de sus oponentes políticos y desde la vocación sincera de servir a los demás.

También te pueden interesar…

Artículo anteriorLa Economía Feminista en un contexto de crisis global
Artículo siguienteTouraine: "Cuando la sociedad entra en crisis, se vuelve autoritaria"