Almudena Sampó

255

Bookassist, empresa líder en el desarrollo de motores de reservas y marketing online para empresas hoteleras, ha reforzado su área comercial con la incorporación de Almudena Sampó en el departamento de ventas y Luis Miguel Llopis, como responsable del producto Traffic Builder de marketing online.

Almudena Sampó viene avalada por una amplia experiencia en el sector turístico en la gestión y fidelización de clientes, tras su etapa como Responsable de Contratación de Bancotel, y posteriormente como Account Manager para el Sur de Europa de Pegasus Solutions.
Sampó se encargará de coordinar la expansión de la compañía en Cataluña y la zona mediterránea, responsabilizándose de la captación de nuevos clientes y el soporte a los existentes, para que optimicen los servicios de Bookassist dirigidos siempre a sacar el máximo rendimiento en las páginas web propias del hotel.

En el sector del Marketing Online, Luis Miguel Llopis será el responsable del producto TrafficBuilder, que engloba los servicios dirigidos a potenciar la presencia online y la venta directa en las páginas webs propias de establecimientos hoteleros.

Luis Miguel Llopis cuenta con una amplia experiencia en el sector de turismo online, donde comenzó como director de proyectos y responsable de la implantación de nuevas aplicaciones web para agencias de viajes y compañías aéreas. Posteriormente ha trabajado como experto en el posicionamiento en buscadores, realizando labores de SEO, SEM, marketing en redes sociales y email marketing para el sector turístico.

En Bookassist gestionará las cuentas de los clientes, para incrementar y mejorar su presencia online. Además de los servicios de SEO (posicionamiento en buscadores) y SEM (marketing online en campañas de Pago Por Click), Traffic Builder es un servicio completo para el hotel, que realiza marketing 2.0 en medios sociales, asesora en la gestión de su reputación online y de otros medios promocionales, y todo con la integración de Google Analytics para que el cliente pueda ver al instante, desde su propio despacho, el rendimiento de su inversión.

Artículo anteriorUn problema de expectativas
Artículo siguienteMotivación en las escuelas suecas